Tres razones para que dejes de ver el yoga como una cosa de mujeres

Hombre practica yoga

En casi todas las clases de yoga suele haber mayoría de mujeres, lo que quiere decir que hay muchos hombres que están perdiendo la oportunidad de disfrutar de los increíbles beneficios de esta disciplina. En esta nota te ofrecemos razones de peso para que dejes de ver el yoga como un deporte únicamente de mujeres y te lances a practicarlo cuanto antes.

El yoga alivia el estrés, que es el responsable de numerosas enfermedades tanto físicas como mentales, a través de una serie de técninas de relajación que, con la práctica regular, pueden convertirte en una persona totalmente nueva en lo que a la manera de afrontar la vida se refiere. Si quieres ser un hombre más tranquilo en general, y verlo todo con una mayor perspectiva, ya tardas en sentarte a regular tu respiración sobre la esterilla.

El aumento de la flexibilidad es otro de los beneficios de la práctica habitual de yoga. Ser capaz de alcanzar el suelo con las palmas de las manos no sólo mejorará tu postura, previniendo las típicas lesiones de espalda por pasar numerosas horas sentado frente al ordenador, sino que también promoverá la desintoxicación y las buenas digestiones de comidas. Si necesitas más razones para practicar ásanas, piensa en lo mucho que puede mejorar el sexo si amplias los movimientos de tus articulaciones.

Si quieres fortalecer tus músculos, pero no te van las mancuernas ni quieres convertirte en el más corpulento del vecindario, el yoga esculpirá tu cuerpo de una manera mucho más sutil. Utilizando tu propio peso, podrás aumentar la masa y la fuerza de todos los grupos de músculos. El resultado es una construcción muscular duradera y elegante. En el lado banal, piensa que unos músculos tonificados (glúteos, cuadríceps, pectorales…) en su justa medida harán que toda la ropa te caiga mucho mejor, lo que te seguramente te hará verte más atractivo y aumentará tu autoestima.


Un comentario

  1. Muy interesante! Tomamos nota 😉

Escribe un comentario