Trajes para hombre, todo lo que debes saber

Cómo lucir un traje de hombre

Si no somos personas que habitualmente llevamos traje, esta prenda siempre la tenemos abandonada al final del armario sin prestarle ninguna atención. Únicamente nos acordamos de él cuando nos comunican que tenemos un evento tipo BBC (bodas, bautizos o comuniones).

En ese momento rápidamente buscamos en el armario nuestro traje para comprobar si esos kilos de más nos permitirán meternos dentro del traje, o si bien tenemos que empezar a dar vueltas a la manzana de nuestro edificio para poder adelgazar esos kilos de más, desde la última vez que utilizamos el traje.

Por regla general, sólo tenemos uno. Y si tenemos más, es porque nos vamos comprando nuevos trajes según vamos engordando. Si tienes pensando en comprar un nuevo traje, porque el que tienes es muy antiguo, te está pequeño o simplemente porque ya no te gusta, en Hombres con estilo os vamos a mostrar una pequeña guía de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir el traje que más se adecúe a tus necesidades y gustos. A continuación os detallamos los trajes elegantes para hombres más utilizados en el día a día.

Tipos de traje para hombre

Como prenda de ropa que es, dentro de los trajes encontramos diferentes tipos, al igual que sucede por ejemplo en los trajes de novias de las mujeres, ya sean de escote largo, palabra de honor, de barco…

El chaqué

Chaqué para hombres

Podríamos considerar el chaqué como la prenda más elegante dentro de los trajes, es ideal para ceremonias durante el día. La parte que más llama la atención del chaqué es la levita, que siempre debe ir acompañada con un chaleco y un pantalón, ambos a rayas preferiblemente. En cuanto a la camisa y a la corbata deben ser preferiblemente de tonos claros y colores lisos, para que contraste con el chaleco y la levita.

Doble botón

Chaqueta de doble botón

Este tipo de trajes superponen sobre el pecho parte de la chaqueta, abotonando la prenda con dos filas paralelas de botones. A pesar de que únicamente una de las dos filas es funcional la otra siguen manteniéndose de forma decorativa. En el interior de la chaqueta encontramos un botón que nos permite anclar la chaqueta para que no se cierre únicamente con el botón exterior y de forma que la prenda queda más ajustada al cuerpo.

Frac

El frac es la prenda más formal para el hombre en celebraciones nocturnas, es el equivalente al chaqué por el día. Esta compuesto por una levita negra con añadidos de seda y dispone de una cola abierta, aunque también se encuentra con la cola cerrada. En su exterior encontramos una o dos filas de botones, cuya función principal es la de decorar. El frac siempre debe ir acompañado de un pañuelo de seda en el bolsillo. Los pantalones del frac son sin pinzas, el chaleco es de color marfil y la camisa blanca con cuello diplomático al igual que la pajarita.

Cuello Mao

Chaqueta con cuello mao para hombres

De un tiempo a esta parte parece que lo oriental se ha puesto de moda. Este tipo de traje nos ofrece la típica indumentaria popular de la China Imperial. El tipo de cuello es corto y elevado sin incorporar las típicas solapas. Las puntas del cuello suele ser redondeadas aunque también encontramos otros modelos en los que las puntas son rectas, aunque son algo más incómodas.

Esmoquin

Esmoquin de James Bond

El esmoquin es la típica prenda que debemos llevar para acudir a un evento de etiqueta por la noche, pero a diferencia de Frac, el esmoquin no llega al nivel de ceremonia que representa, al igual que el chaqué. El esmoquin está compuesto por la chaqueta, el pantalón, camisa de cuello pajarita, chaleco y pajarita o corbata, aunque lo recomendable es utilizar pajarita.

Ejecutivo

Este es el típico traje que todos nosotros tenemos en alguna esquina de nuestro armario y está compuesto por un pantalón y una chaqueta, aunque en ocasiones también se combina con un chaleco. Los colores más habituales para los trajes ejecutivos son el gris y el azul oscuro, aunque el negro también se encuentra presente en muchos de ellos. Dentro de los trajes de corte ejecutivo encontramos varios tipos que os detallamos a continuación.

Tipos de traje ejecutivo

Slim Fit

Trajes de corte slim fit

Este tipo de diseño es el más característico para los jóvenes, ya que está entallado ala cintura y la pernera es más estrecha. Este corte es ideal para caballeros delgados, con una estatura media / baja, ya que estiliza la figura, dando la sensación de ser un pelín más altos. La chaqueta se suele llevar abrochada con el botón de la parte superior únicamente. Si tiene algún kilo de más ,por razones evidentes, o bien si eres de elevada estatura, este no es tu tipo de traje.

Tailored Fit

Trajes tailored fit para hombres

Este diseño es similar al anterior, pero no tan ajustado a la cintura, lo que lo ha convertido en uno de los trajes más demandados por el público. Tanto la chaqueta como los pantalones, al no ser tan ajustados, nos permiten mayor libertad de movimiento. En este tipo de trajes no es necesario llevar abrochado el botón superior de la chaqueta, aunque como comentaremos más abajo siempre es recomendable llevarlo en casi todos los trajes.

Classic Fit

Traje clásico de hombre

Este traje es ideal para todos aquellas personas que quiere sentirse cómodas con el traje al ofrecernos unas hombreras más definidas. Son ideales para el uso diario, su diseño es atemporal por lo que no nos veremos obligados a renovar nuestro vestuario muy a menudo, como puede suceder con los otros tipos de traje que os he detallamos más arriba.

Cómo combinar un traje con camisa y corbata

Traje con corbata

Una vez tenemos claro el tipo de traje que mas se adecúa a nuestro cuerpo o a nuestros gustos, toca el turno de combinar nuestro traje con una corbata y camisa a juego. El primer paso y más importante ya lo hemos dado seleccionando el color de traje. Ahora le toca el turno a la camisa. Si el traje es negro, gris o azul marino, colores más habituales en los trajes, debes elegir una camisa clara que contraste con el traje.

El color de la corbata debe contrastar con el del camisa pero tenemos que tratar de evitar en todo lo posible, que sea del mismo color que el traje. Si el traje que hemos elegido tiene rayas, la camisa y la corbata deben ser lisas. Lo mismo sucede en el caso contrario, aunque se puede combinar perfectamente un traje liso con una camisa y corbata en colores lisos. Si nos gustan las rayas, podemos utilizar una camisa a rayas finas y una corbata con rayas más grandes para combinarlo, pero nunca que sean del mismo tamaño de la camisa, porque al final se confunden.

El tono de nuestra piel también es importante a la hora de seleccionar una camisa. Si tenemos la piel clara, los colores azules claros son ideales. Si por el contrario nuestro tono de piel es rosado, los tonos verdes son ideales. A los que les guste tomar el sol, que simplemente dando un paseo por la calle se ponen morenos, los colores naranjas y rosados combinan a la perfección.

Cómo lucir un traje perfecto

Trajes Navidad 2015

Seguro que conocéis el refrán “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Este refrán es ideal para lo que os voy a comentar a continuación. Llevar un traje con elegancia, no solo consiste en ponerse el traje y punto. Hay ciertas reglas que los hombres debemos seguir si queremos destacar y lucir nuestro traje por encima de los otros.

    • La camisa siempre debe asomarse por las mangas de la chaqueta como máximo uno o dos dedos. Si no sobresale al menos ese espacio, tendremos que cambiar de camisa por una que si se muestre por debajo de la chaqueta.
    • Este viene a colación de la anterior. La camisa siempre tiene que ser de manga larga. Aunque parezca una obviedad, no hay cosa que peor quede en una celebración ver a los asistentes con camisa de manga corta con el traje.
    • Ni tanto ni tan calvo. Siempre que nos compremos un traje, debemos solicitar a la tienda que nos ajuste los bajos del pantalón. Si vas a un centro comercial dudo mucho que lo puedan hacer, pero si lo compras en un establecimiento especializado, no tendrán ningún problema en ajustarlo a tu altura, de lo contrario, darás la sensación de haberte comprado el traje en un mercadillo.
    • El segundo botón siempre desabrochado. El primer botón del chaqueta, siempre es conveniente, por no decir obligado, llevarlo abrochado. Hay que tener en cuenta que es un traje no una chaqueta para resguardarnos del frio.
    • Una vez sentados en la mesa, debemos desabrochar la chaqueta por completo si es que vamos a cenar con ella puesta. Si quieres ser el summum de la elegancia, debes desabrocharlo justo cuando te estés sentando.
    • La mayoría de los trajes suelen ser de colores oscuros, lo que nos obliga a elegir una camisa que tenga un color que contraste con el color del traje, siempre de colores lisos a ser posible. Si el traje es de rayas, la camisa y corbata deben ser de colores lisos.
    • Aunque las mujeres son las reinas de los complementos, en el vestuario de los hombres, sobre todo si van vestidos con trajes son ideales y si los elegimos con cuidado, nos pueden ofrecer una imagen sensacional. Los complementos para lucir nuestro traje van desde las gafas de sol, hasta un simple pañuelo, pasando por algún reloj (que podemos personalizar con correas de diferentes colores).

Tela típica de traje

La mejor opción para comprarnos un traje actualmente la podemos encontrar en tiendas que se dediquen a ello. Los empleados te aconsejarán cual puede ser el mejor tipo de traje según el tipo de cuerpo que tengas. Además siempre te darán la talla ideal que gastas, ni una mas ni una menos, de esta forma evitaremos que se produzcan esas dichosas arrugas que tan mal quedan en los trajes y que son sinónimos de que o bien el traje es pequeño (o somos demasiado grandes para el traje, según se mire) o bien el traje nos viene demasiado grande.

Actualmente es difícil encontrar sastrerías que nos hagan trajes a medida, pero si nuestro bolsillo nos lo permite, es la mejor opción. De un tiempo a esta parte, ya no son tan caras como antiguamente, por lo que la mejor opción siempre es recurrir a este tipo de comercios, sobre todo si vamos a tener que utilizar el traje más de lo que teníamos pensado en un principio, ya sea por el trabajo o bien porque se avecinan un gran número de celebraciones en un corto espacio de tiempo.


Escribe un comentario