Test de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio; por tanto, es un trastorno de la fase del orgasmo durante la relación sexual. La gran mayoría de los hombres experimentaron una eyaculación precoz en algún punto de su vida sexual. Es el problema sexual más frecuente en hombres, afectando al 25 a 40% de ellos. En los casos más graves, el hombre eyacula antes de la penetración de su pareja o segundos después de hacerlo.

En una relación sexual normal la excitación en el hombre aumenta progresivamente hasta la fase llamada “meseta”, disfrutando de su placer sexual hasta el momento que de forma voluntaria llega al clímax. El eyaculador precoz no puede permanecer en la fase de “meseta”, sino que existe una excitación rápida y una eyaculación involuntaria y temprana. En muchos casos, la eyaculación precoz es un signo de una afección psicológica (ansiedad, nerviosismo, etc) o emocional (culpabilidad, angustia, etc) y en pocos casos es debido a un trastorno anatómico o fisiológico.Es importante un diagnóstico certero para implementar el tratamiento y evitar un innecesario padecer. Esta guía de autoevaluación permitirá conocer más sobre tu control eyaculatorio. Contesta lo siguiente:

Durante los últimos 6 meses:
1.-¿Has carecido de control voluntario sobre tu eyaculación?
SI                NO

2.-¿Has eyaculado, a veces, antes de intentar penetrar?
SI                NO

3.-¿Has eyaculado, sin desearlo, en los juegos previos?
SI                NO

4.-¿Has eyaculado, algunas veces, al poco tiempo de penetrar?
SI                NO

5.-¿Has evitado, a veces, los encuentros sexuales por temor a eyacular rápido?
SI                NO

6.-¿Has pensado en “otra cosa”, durante el coito, para distraerte y así intentar tener mayor duración?
SI                NO

7.-¿Has apelado a algún “recurso casero” (pomadas, masturbarte antes, tener un orgasmo para durar más en el segundo, usar dos profilácticos, tomar bebidas alcohólicas) para controlar tu eyaculación?
SI                NO

8.-¿Piensas que el orgasmo se controla con una “orden cerebral” (al estilo de “no termines, no termines por favor”)?
SI                NO

9.-¿Has sentido tensión muscular o contracturas a causa de la ansiedad durante el coito?
SI                NO

10.-¿Cuando te masturbabas lo hacías sin interrupciones ni paradas?
SI                NO

11.-¿Has tenido frecuentemente dificultades en que tus parejas lograran el orgasmo durante la penetración, a pesar de ser ellas orgásmicas?
SI                NO

12.-¿Ha sido difícil poder percibir las sensaciones pre-orgásmicas (previas a eyacular)?
SI                NO

13.-¿Has sentido, en algunas oportunidades, falta de placer en tus orgasmos?
SI                NO

14.-¿Has consumido ansiolíticos (sedantes, “calmantes para los nervios”) o antidepresivos para intentar controlar mejor?
SI                NO

15.-¿Has percibido una disminución en el deseo o en la erección como consecuencia del descontrol eyaculatorio?
SI                NO

Si tienes 4 ó más de los anteriores síntomas, podrías estar padeciendo de Eyaculación Precoz, Disfunción Sexual para la cual hoy la Sexología dispone de efectivas soluciones con tratamientos específicos -Terapias Sexuales- a veces combinados con fármacos.

Fuentes: Wikipedia y Sexovida


Un comentario

  1.   francis dijo

    Hola,

    Se publican un montón de cosas sobre la eyaculacion precoz. No sabía que era un problema tan frecuente. Es el problema sexual más frecuente en hombres, afectando al 25 a 40% de ellos. En los casos más graves, el hombre eyacula antes de la penetración de su pareja o segundos después de hacerlo. Cerca del 75% de todos los hombres experimentarán, una vez en sus vidas, una eyaculación precoz, mientras que la tasa de prevalencia de la eyaculación precoz como un trastorno clínico se sitúa mundialmente en aproximadamente el 30% de los hombres.

Escribe un comentario