Soluciones naturales para el mal aliento

Cómo eliminar el mal aliento con remedios caseros

Todos sabemos que el mal aliento puede ser ese pequeño gran detalle que comprometa una cita o desequilibre desfavorablemente la balanza en una entrevista laboral, y ya sea un problema crónico (halitosis), o simplemente un efecto debido a algún tipo de alimentos, cambios hormonales o medicamentos, el hecho es que todos estamos expuestos a sufrir mal aliento en cualquier ocasión del día.

Pero si bien es verdad que existen muchas soluciones farmacéuticas para este problema, como los prácticos spray para el aliento, estos productos muchas veces contienen componentes que resultan muy poco saludables para el consumo, como el xilitol. Por todo esto, hoy veremos como mantener un aliento fresco por más tiempo y utilizando únicamente métodos naturales, partiendo, por supuesto, de una correcta higiene bucal.

Perejil y clavo de olor

Para este remedio natural deberás hervir dos tazas de agua, a la que le añadirás 5 clavos de olor molidos y 2 cucharadas de perejil picado. Deja que el preparado repose unos 20 minutos, cuélalo bien, y luego utilízalo para enjuagarte la boca luego de lavarte los dientes, o cuando quieras refrescar el aliento.

Miel y canela

Añade una cucharada de miel y canela a una taza de agua caliente, y remueve muy bien hasta que los ingredientes se disuelvan en el agua. Deja reposar un momento, y realiza gárgaras con el preparado tibio.

Menta

La menta es uno de los principales ingredientes de cualquier producto odontológico y bucal, por lo que no ha de extrañarnos que también sirva para preparar remedios naturales, que conservan aún más todas sus propiedades. Para el mal aliento, solo debes colocar un puñado de hojas de menta en una taza de agua hirviendo, dejar reposar unos minutos, y luego enjuagarte la boca con el liquido.

Pero recuerda que aunque cualquiera de estos remedios naturales resulten efectivos, el mal aliento es muy difícil de combatir si no se sigue una correcta higiene bucal.

Más información – Mal aliento ¿Cómo combatirlo?


Escribe un comentario