Se desprende de su preciada barba por el bien de su familia (aunque no del todo)

Hombre con barba y su bebé

La barba no sólo es tendencia desde hace ya bastantes años, sino que muchos hombres la han convertido en una de sus señas de identidad y ni se les pasaría por la cabeza afeitársela ahora. Pero ¿qué sucede cuando se convierte en un inconveniente para desarrollar tu vida familiar con normalidad?

El protagonista de hoy se encontraba en una de esas situaciones. Amaba su barba, pero sentía que debía hacer algo por el bien de su matrimonio (a la mujer no le hacía ninguna gracia encontrarse en el lavabo los pelos de su barba) y, sobre todo, de su bebé, al que molestaba sobremanera el vello facial de su padre cuando este lo cogía en brazos.

Finalmente, este chaval de Brooklyn dio con una solución para conciliar la barba con su vida familiar. Y no se quedó ahí, sino que lo grabó todo en vídeo para que otros hombres en una situación similar puedan seguir sus pasos, aunque ya os advertimos que el método por el que optó es un poco raro.

Sea como sea, es un vídeo muy divertido a la vez que tierno relacionado con las barbas, y por eso hemos decidido mostrároslo. ¿Estarías dispuesto a afeitarte la barba por amor a tu familia? Y si es que sí, ¿la guardarías como hizo él o preferirías evitar la melancolia que puede provocar ese recordatorio?


Escribe un comentario