Satrería ‘colorámica’. Cuando los trajes se llevan a todo color (I)

sastrería colorámica

Salvatore Ferragamo primavera-verano 2014

Colores primarios, intensos, ácidos y eléctricos. Los trajes para esta primavera-verano 2014 se olvidan de la paleta más sobria, básica y funcional, para bañarse en tonos luminosos. No sabemos si aptos para la oficina o no, pero el caso que han sido muchos los diseñadores que ha apostado por el estilo sartorial en clave colorámica.

Olvídate del beige, del camel, del negro por supuesto, y también de los grises – ésos seguro que ya los tienes –  los trajes se llevan en colores atrevidos y poco convencionales.

El diseñador Kenneth Cole da un toque muy Harlem a un traje en color albaricoque calzándolo con zapatillas deportivas de basket. Un tono muy en la gama del naranja que vemos en cabecera y que firma Salvatore Ferragamo; un traje con pantalón corto que se lleva con sandalias tobilleras de piel, mangas remangadas para darle un aire más informal y camiseta a juego. En la misma casa italiana encontramos una propuesta monocromo en azul klein que se lleva con zapatos en blanco. Y, además, uno en verde iridiscente combinando con un polo de punto con detalles en el cuello en el mismo tono.

Siguiendo con los colores azulados encontramos un maravillo traje cyan en mezcla de lino y algodón en Canali. Uno de ajustadaísmo corte en azul cerúleo en Lanvin. Y otro mucho más atrevido en un original y llamativo color turquesa firmado por la maison francesa Hermés.

Tampoco faltan tonos más convencionales que no dejan de ser atrevidos para los trajes; como el teja firmado por Wooyoungmi. El rosa asalmonado y el rosa chicle con pantalones en fucsia de Paul Smith. O el amarillo de Oliver Spencer, éste último con un corte mucho más casual y desenfado que el resto gracias a la americana sin armar.


Escribe un comentario