Riquisímo sandwich napolitano

Muchas veces no tenemos ganas de cocinar o no tenemos nada en la heladera. Para esos momentos es ideal agarrar unas rebanadas de pan con jamón, muzzarella, tomate y oregano. Es muy fácil de hacer y como es caliente, podrás comerlo en el invierno también. Si tienes ganas, puedes acompañarlo de un rica ensalada de verdes.

Ingredientes:
Pan de molde integral, 4 rodajas
Fiambre de pavita, 6 fetas
Queso muzzarella, 6 fetas
Tomate perita cortado en rodajas, 1 grande
Orégano, a gusto
Queso fresco cortado en fetas gruesas, 200 gramos
Aceite de oliva, cantidad necesaria

¿Cómo lo hago?

Pincelar una placa con aceite. Colocar rebanadas de pan y por encima, las fetas de fiambre de pavita, la muzzarella, las rodajas de tomate, orégano, queso fresco y nuevamente, orégano. Cubrir con el resto de las rebanadas de pan.

Rociar con un poco de aceite de oliva. Llevar a horno precalentado a temperatura de moderada a caliente hasta que el pan esté ligeramente dorado y los quesos fundidos. Retirar y servir de inmediato.


Escribe un comentario