REVA: Automóvil eléctrico contra la contaminación

La compañía española Endesa presentó el primer vehículo totalmente eléctrico en Santiago de Chile, por la gran necesidad que tiene esta ciudad para parar la contaminación ya que son la segunda ciudad más contaminada de Latinoamérica, y el 70 por ciento de las emisiones contaminantes proceden de los vehículos.

El automóvil, denominado REVA, de cero emisiones, diseñado para su uso en ciudad que alcanza una velocidad de 80 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 80 kilómetros.

Klaus Winkler, gerente general de Cam, filial de Endesa dedicada a ofrecer servicios eléctricos integrales, presentó en la capital chilena el coche de dos puertas, con capacidad para dos personas y dos niños (unos 230 kilogramos en total), que en Chile se venderá por unos 6 millones de pesos (12.000 dólares o 7.800 euros).

Fue en India donde hace siete años se desarrolló este automóvil, que desde hace cuatro se comercializa además en países como Reino Unido, Irlanda, Italia, España, Noruega, Malta, Chipre, Japón y Sri Lanka, con un total de 2.500 unidades vendidas y más de 50 millones de kilómetros recorridos.

La compañía radicada en India, que desarrolla un modelo mejorado cada año, trabaja ahora para presentar en 2009 un nuevo prototipo con capacidad para cuatro adultos, velocidad de hasta 120 kilómetros por hora y autonomía de hasta 120 kilómetros.

Por el momento, el costo de utilización de REVA equivale a 60 kilómetros por litro en un coche convencional, pero si se tiene en cuenta que la batería, con un precio que ronda unos 1.600 dólares o 1.000 euros, se tiene que cambiar cada tres años, ese rendimiento se reduce hasta los 22 kilómetros por litro.

La batería, que se conecta a un enchufe tradicional, puede recargarse al 80 por ciento en dos horas y media y al cien por cien en ocho horas, y permite realizar 600 ciclos de carga y descarga, aunque no es necesario enchufarla después de cada uso.

No obstante, estos automóviles son más eficientes en el consumo de energía ya que aprovechan el 60 por ciento de la electricidad, tres veces más que el rendimiento de los utilitarios que se alimentan de combustibles fósiles, en los que se pierde el 80 por ciento de la energía.

Además del ahorro y la eficiencia que conlleva, este automóvil, al emplear electricidad, que se puede generar a través de diversas fuentes, permite reducir la dependencia energética en un periodo de altos precios del petróleo a nivel mundial

Además, el REVA es silencioso, por lo que reduce la contaminación acústica en la ciudad, como ya se ha puesto en práctica en Londres, que ha restringido el uso de automóviles convencionales y es la capital con más vehículos de baja o cero emisión.

infobae


Categorías

Motor

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   maria lucia dijo

    la idea de tener un auto electrico es muy versatil pero hay que considerar que esta no se quede solo como excllusividad de las clases mas favorecidas econocomicamente sino que haya la posibilidad de que cualquier persona del extrato que sea pueda adquirirlo y de esta manera seriamos toda la humanidad la que contibuiriamos a preservar nuestro planeta limpio de emisiones de gases. pero si llegan con costos elevados los pobres comprarian los coches a gasolina porque bajarian de precio entre comillas y los ricos los electricos, por eso a la hora de tener este auto que sea en beneficio de nuestro mundo en general, planeta y economia. gracias

Escribe un comentario