Reglas para un asado perfecto

El hacer un asado no es algo tan complicado. Sólo requiere que pongamos un mínimo de atención en los elementos de la parrilla para que no se pasen.

El carbón tiene sus ventajas, ya que mantiene la brasa encendida por más tiempo, pero tiene la deventaja de que no genera humo, lo que hace que las carnes no tengan ese gustito ahumado que tanto nos gusta. Por eso, te recomiendo que lo hagas con madera común. Esto es, rolos o rolitos de eucaliptus.

Luego de encender el fuego debemos colocar la parrilla sobre el fuego para limpiarla. Si tienes una barbacoa que no permite esto, utiliza papel para limpiar la parrilla antes de poner las carnes y luego de retirarlas. Después ponemos el asado sobre la parrilla apunano los huesos hacia abajo y arrimamos una poca cantidad de brasas en forma circular sobre los bordes de la parrilla para que el asado no se pase. Para que quede bien salada la carne colócale unos granos de sal gruesa.

Espera entre 20 y 30 minutos para colocar las demás cosas que tienen un tiempo de cocción menor, como los chorizos. A estos deberás pincharlos reiteradas veces para que no se conviertan en globos. Si éstos de hacen antes que el asado pícalo en rodajas junto con pan, coloca mojo en un recipiente pequeño e invita a tus invitados para un buen aperitivo.

Luego de que veas que el asado está encáminándose hacia su cocción, separa aquellas tiras más cocidas de las jugosas. Es decir, divide en dos el asado ya que siempre habrá gente que le gusta jugoso otra gente que le gusta bien cocido.

Una vez que el asado esá hecho colóca los cores sobre una fuente parrillera o sobre una tabla. Luego vienen los aplausos…


Escribe un comentario