Radinn, el surf eléctrico que revoluciona el deslizamiento

Radinn-electric-surfboard

Se trata de un juguete que va a atraer a más de un surfista y a otros aficionados del deslizamiento acuático. No se trata de cualquier tabla de surf, ya que es eléctrica. Su mayor ventaja: no necesita olas para funcionar, y se puede escoger entre un lago, un río, el mar o una piscina.

Se trata de un juguete que va a hacer babear a los aficionados del deslizamiento de todo género. No es cualquier tabla de surf ya que es eléctrica y cuesta 14 000 dólares.

Un invento de la empresa sueca Radinn que desveló esta pequeña joya hace dos semanas con ocasión del Yachting Festival de Cannes. Su especificidad: su autopropulsión. Esta tabla de wakeboard en fibra de carbono, funciona sola gracias a unas baterías de litio herméticas y cuya velocidad es controlable (máximo 50 km/h) con la ayuda de un telemando.

Sus puntos fuertes: esta versión del wakeboard eléctrico está más acabada y es más manejable que las de la competencia. También, uno de las ventajas de este surf es que no hace ruido. Radinn se orienta hacia una democratización del surf eléctrico. Es seguro que se verá por todas partes en los próximos años, y este surf eléctrico se comercializará a partir del año que viene.


Escribe un comentario