¿Qué no debes hacer jamás cuando preparas un asado?

En Argentina sobre todo, el asado para muchos hombres es como una religión. Y siempre que nos proponemos hacer un rico asado, siempre hay alguien al lado de la parrilla criticando todo lo que estamos haciendo. ¿Te sientes identificado?

En Hombres con Estilo nos pusimos del lado de este personaje y te hacemos un listado de las 10 cosas que un asador JAMAS debe hacer a la hora de prender el fuego, cocinar la carne y hasta servirla.

  1. Usar alcohol para prender el fuego: esto no solo acelera el proceso de incineración del fuego y nos priva de la gloriosa previa -con vino y picada- sino que también puede resultar muy peligroso.
  2. Echar al fuego cualquier leña: el fuego hay que cuidarlo, avivarlo y verlo crecer. Por eso es muy común que el fuego se apague porque la leña no es buena o porque son trozos muy grandes. La leña debe: estar estacionada, sin humedad y ser especiales para el asado (como el espinillo y ñandubay).
  3. Tapar la carne con papel de diario: si piensas que las brasas no alcanzaran para cocinar la carne y lo tapas con papel de diario, te lo desaconsejamos porque puede ser perjudicial a la salud, por el tema del contacto de la carne con las tintas del papel.
  4. Cortar la carne para ver si está jugosa: ese tajo -por más leve que sea- provoca el drenaje de los jugos más sabrosos y hace que la carne termine muy seca.
  5. Poner la carne congelada en la parrilla: esto sucede con mucha frecuencia. Si haces esto, lograras tener una carne dura.
  6. Bajar demasiado la parrilla: si piensas que se te apagará el fuego o que las brasas no alcancen para cocinar la carne, entonces bajas la parrilla. Con esto, lograras arrebatar la carne, logrando carne cocida -incluso calcinada- por fuera y roja por dentro.
  7. Poner la tira de asado así nomás: las carnes con hueso, como este corte, son vitales en una parrillada. Deben colocarse, siempre, con los huesos hacia abajo y permanecer así hasta que la carne se cocine. Recién, minutos antes de servirla, puede rotarse para que logre tostarse un poco.
  8. Servir el asado en bandejas metálicas: este tipo de bandejas le bajan la temperatura a la carne, logrando que se coma casi fría. Lo correcto es llevar el asado a la mesa en bandejas de madera o lo mejor, los braseros.
  9. Apurar las achuras: uno de los errores más comunes es colocarle una gran cantidad de brasas debajo de las achuras para que se cocinen más rápido. Lograrás que se arrebaten o queden gomosas.
  10. Ser ansiosos: es sin dudas el punto más importante. Todo lo que apunte a acelerar el proceso del asado terminará saliendo mal.

Categorías

Ocio

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario