A prueba de caballeros: Rochas Man

Rochas Man

El otro día hablábamos de la última campaña de Rochas Perfumes: ‘El Hombre Singularista‘. Hombres con estilo peculiar que trasmiten la esencia del conocido perfume Rochas Man. Lanzado en el año 1999, esta singular fragancia se ha convertido en un clásico de la perfumería actual. Hoy, en nuestra sección de testeo probamos el perfume y, como siempre, os damos nuestra más sincera opinión.

Amaderada, dulce y muy especiada, esta franquicia no el típico perfume masculino al uso. El conocido perfumista francés Maurice Roucel está detrás de su creación. Uno de los hombres más respetados en la industria perfumera, que dio sus primeros pasos en la casa Chanel donde trabajó más de seis años como quimico. Murice es responsable, entre otros muchos más, de fragancias tan conocidas con Envy de Gucci, Hypnôse de Lancome o Tocade, también de la casa Rochas.

En cuanto a la pirámide olfativa de Rochas Man, este perfume entra en la familia de las fragancias de madera. Las notas de salida principales son la lavanda y la bergamota; en cuanto a las notas de corazón destacan el cedro de Virginia, el lirio de los valles, la frambuesa y el capuchino; las notas finales, para terminar, son el sándalo, el pachuli, el ámbar y la vainilla. Si hablamos de su diseño, llama la atención por su frasco de diseño futurista en forma cónica con acabado mate y detalles metalizados.

Para mí gusto, es un perfume muy sexy y dulzón. Intenso, contundente, con mucha personalidad. Personalmente lo veo perfecto como perfume de noche, o fragancia para una ocasión especial, para una cita, para una cena… sinceramente no lo veo como un perfume para todos los días. No es la típica fragancia fresca sino una propuesta con un estilo propio muy peculiar.

Más Información – El hombre ‘Singularista’ por Rochas Man


Escribe un comentario