Protocolo en la mesa para hombres con estilo (III)

ensalada

Un lunes más, y ya van tres, comenzamos la semana con unas nociones básicas de protocolo en la mesa para hombres con estilo. En el caso de hoy, conoceremos un poquito más sobre el uso de los cubiertos, y qué alimentos hay que comer con cada uno de ellos.

Para empezar, una regla bien sencilla a la par que lógica: los primeros cubiertos que usaremos son los que están más hacia el exterior del plato. Por un lado tendremos los tenedores a la izquierda del plato, y los cuchillos y cucharas a nuestra derecha. En el caso de las cucharillas de postre, éstas estarán situadas entre el plato y las copas, de forma paralela al borde de la mesa.

Recuerda que mientras estás masticando, los cubiertos deben tener una posición baja, o deben estar apoyados en el plato, con el mango sobre el borde del plato. Y al terminar de comer, tampoco vale con dejar los cubiertos de cualquier forma, hay que dejar el cuchillo y el tenedor con las púas hacia arriba y de forma paralela al borde de la mesa.

Y respecto a los alimentos, aquí os dejamos qué cubierto usar con algunos platos en los que pueden surgir dudas. Por ejemplo, en el caso de los arroces, el protocolo dicta que hay que usar tenedor, a excepción de los arroces caldosos, que se pueden comer con cuchara, o el arroz con leche, que hay que comerlo con cucharilla de postre. Los espárragos, dependiendo del contexto y el lugar, podría estar permitido comerlos con las manos o con el tenedor.

Los guisantes, aunque sea más cómodo comerlos con cuchara, hay que tomarlos con tenedor. Los langostinos y las gambas, con pala de pescado y tenedor. En este caso, hay que pinchar el tenedor el tronco del langostino, y retirar la cabeza, la cola y la cáscara con la pala. Las ostras, tras añadirle el limón, se sujeta la concha con la mano izquierda, mientras se extrae la carne con un tenedor.

Respecto a los pescados, hay que separar primero la cabeza y la cola, y después abrirlo de forma longitudinal y quitar la espina, para dejarla en el borde de nuestro plato. Y para acabar, en cuando a la carne, la norma es que no hay que cortarla de vez, sino que hay que cortarla conforme vayamos comiéndola.

Más información – Protocolo en la mesa para hombres con estilo (II)
Fotografía: Nacho Viñau Ena, Flickr


Categorías

Lifestyle, Ocio

Nacho

Zaragozano, blogger, emprendedor, amante del arte, la moda, y de los pequeños placeres que nos da la vida. Además, soy generador de contenidos y... Ver perfil ›

Escribe un comentario