¿Por qué no debemos dormir con el smartphone?

Smartphone

Si formas parte del 44% de las personas (según el Proyecto Pew de Internet) que se acuesta con el smartphone al lado de su cama, debes cambiar tus hábitos. Es posible que prenda fuego, que se sufra una falta de sueño, o que pongas en riesgo tu salud.

Nunca dejes el smartphone debajo de la almohada o del edredón, incluso si temes perderte una llamada o un mensaje de texto importante. Si lo haces, puedes prender fuego a la ropa de cama. El riesgo es aún mayor si no utilizas la batería o el cargador recomendado por el fabricante.

Los teléfonos móviles, como tabletas, televisores y otros aparatos con pantalla LED emiten lo que se llama una “luz azul”. Esta luz podría interrumpir la producción de melatonina, una hormona del sueño, por culpa de las ondas emitidas, que son similares a las de la luz del día. Para dormir bien, debes dejar el portátil en otra habitación.

Por ahora, no hay pruebas determinantes de que el uso de un ordenador portátil sea cancerígeno. Los smartphones emiten radiaciones electromagnéticas de baja intensidad.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud, en 2011, declaró que el uso de un ordenador portátil puede ser cancerígeno, especialmente en los niños más vulnerables. Si estás preocupado, lo mejor es enviar un SMS en vez de hacer una llamada. El smartphone debe sostenerse alejado de la oreja o utilizar un auricular y, sobre todo, no dormir nunca con él.


Categorías

Salud

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario