Oda a la moda de las cejas naturales

cejas naturales

Naturales y muy pobladas. Y es que, en qué maldito momento se puso de moda eso de los hombres con las cejas depiladas. Con formas estridentes y más angulosas que las de las de Alaska. Olvídate, Olvido Gara es una musa de la modernidad más ochentera, pero con ella se rompió el molde.

Mucha la culpa la tienen estrellas de reality y futbolistas de pro. Ellos, que retomaron la moda, malinterpretada, de la metrosexualidad – dicen – que acuñada por el mismísimo Sir David Beckham. Pero que, llegaron a ella unos cuantos años más tarde.

Ton-Heukels-GQ-Style-Korea-001Pero, tranquilos, en esta oda, tampoco pretendo volver a poner de moda aquello de “el hombre y el oso cuanto más bello vello más hermoso”. Ni mucho menos. Reconozcámoslo, por mucho que publicaciones especializadas en estilo de vida se empeñen en poner a Cristinano Ronaldo como un icono de estilo. Ejem, ejem. No te dejas engañar. No son más trucos de marketing entre grandes empresas. Porque, una cosa es cuidarse, y otra muy diferente, es que el delantero portugués tenga menos pelo por centímetro cuadrado que su escultural y ultradepilada mujer: la top model internacional Irina Shayk. Mención aparte merecen esas cejas, las dejas de Ronaldo. Que no es que sean horribles, es que directamente dan mucha grima. A mí, me dan escalofríos cada vez que las veo. Y sino, repasad la archifamosa portada del Vogue España protagonizada por la pareja y ya me contáis.

Eso sí, menos mal que el mismo grupo editorial acaba de publicar otra portada en la que se desquitan del estropicio entre cejas. Y, esta vez, si que han acertado. En primer lugar por el modelo elegido, un jovencísimo Tom Euckles fotografiado por  Na Jung Moke para la edición coreana de GQ. Y en segundo lugar, porque ésto sí que es moda, al margen de acuerdo Cara de pillo y cejas naturales y muy pobladas. Irregulares y con largos salvajes. Las cejas del hombre han de ser, como la vida misma: impredecibles.


Escribe un comentario