Nissan X-Trail FCV

No contamina, pasa desapercibido y es más fácil de conducir que cualquier coche convencional, ya que no tiene embrague, y las dos manos no se mueven del volante, pues la fuerza del motor es lineal, es decir, no hay marchas.

Enciendes el contacto, esperas el “ready” en el navegador… y nada. Ni un solo ruido. Sólo cuando pisas el acelerador tomas conciencia de que el vehículo está puesto en marcha.

Así de sencillo es el Nissan X-Trail FCV, el coche con pila de células que utiliza el hidrógeno como combustible y que 20minutos ha tenido la oportunidad de manejarlo y nos cuenta su experiencia.

Este prototipo logra pasar desapercibido con una facilidad sorprendente. De hecho, la diferencia se nota más por dentro, en cuanto a la facilidad y el silencio, que por fuera, donde la única diferencia está en que no hay humo saliendo por un tubo de escape, ya que el X-Trail sólo emite vapor de agua.

¿Cómo se impulsa el coche con hidrégono?

  • El coche se impulsa mediante energía eléctrica, generada por la reacción química del hidrógeno y el oxígeno.
  • En el panel podemos comprobar cómo es el proceso de retroalimentación de las energías del coche mediante un gráfico interactivo. Si aceleras, la batería compacta de iones de litio manda la energía al motor, y si frenas, este último devuelve la energía y recarga la batería.

¿Cuándo se empezará a comercializar y a qué precio?

  • La fecha prevista para la comercialización está prevista para el año 2015, aunque los plazos aún no son seguros.
  • En cuanto al precio, es difícil de determinar. El proceso de producción de estos coches es muy caro hoy en día, por lo que la marca japonesa trabaja para reducir los costos, tal y como afirma Brian Johnston, jefe de ingeniería de coches eléctricos de Nissan.

¿Cómo sería el repostaje con hidrógeno?

El repostaje es igual de sencillo que el que haríamos con un vehículo convencional. Se abre la tapa del depósito y a continuación se inserta el extremo de la manguera en una pequeña boquilla que no permite que se escape el hidrógeno.

¿Cuáles son los problemas detectados?

  • Lo cierto es que, aunque el coche tiene una autonomía de 500 kilómetros -“incluso podría llegar a 700”, según Jonhston.
  • Su motor lineal, como en todos los coches eléctricos, hace que se castiguen más los frenos ante la imposibilidad de reducir mediante marchas.
  • El tamaño del tanque de hidrógeno, ubicado bajo los asientos traseros, es aún demasiado grande. De momento, estas dimensiones se deben a que es más seguro y económico, pero el fabricante trabaja de cara a reducirlo en un futuro, e incluso contempla la posibilidad de usar dos tanques más reducidos.
  • Si bien su velocidad es más que suficiente (alcanza los 150 km/h), en lo único en lo que está por debajo del resto de vehículos es en la capacidad de reacción: pasa de 0 a 100 km/h en 14,5 segundos.

Categorías

Motor

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario