Los beneficios del jabón de azufre

Rostro hombre

El jabón de azufre es uno de los más recomendados por los dermatólogos para luchar contra el acné y las espinillas. El azufre es un polvo amarillento que tiene un fuerte olor, y produce una acción antiinflamatoria, astringente, desintoxicante y desinfectante. Pero el azufre no sólo es útil para la piel grasa.

El acné es uno de los problemas más comunes de la pubertad. En esta etapa de la vida, el aumento de la actividad hormonal aumenta, lo que provoca una acumulación de sebo y de bacterias que inflaman los folículos de la piel. La grasa no puede evacuarse a través de los poros y aparecen los famosos puntos negros.

El jabón de azufre es uno de los más utilizados para la piel grasa, especialmente en la zona T (frente, nariz y barbilla). Por eso es recomendable lavarse la cara todos los días con este jabón que ayuda a secar la piel. Además, es aconsejable utilizar un producto que ayude a destapar los poros.

La enfermedad crónica de la psoriasis, asociada con problemas del sistema inmunológico, se manifiesta en la formación de escamas en la piel, especialmente en el cuero cabelludo, las rodillas, los codos, las manos y la espalda.

A pesar de que generalmente se trata con medicamentos, no es demasiado apropiado el uso del jabón que ayuda a aliviar estos síntomas. El azufre tiene un poder desinfectante que ayuda a eliminar las bacterias y a reducir la formación de pus. Incluso permite que la piel que se pela vuelva a su normalidad gracias a sus propiedades de regulación del sebo.

La dermatitis seborreica es una inflamación de la piel y del cuero cabelludo que causa descamación. El uso del jabón de azufre cada dos días, en su fase aguda, mejora la apariencia de la piel.

Una vez que esta fase se ha completado, es aconsejable utilizar sólo una vez a la semana con el fin de no secar la piel.


Escribe un comentario