Los beneficios de la cerveza

Cerveza

Una de las principales propiedades de la cerveza es su efecto antioxidante. Dicho de otra forma, ralentiza el envejecimiento de las células y reduce igualmente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Contrariamente a lo que muchas personas pueden creer, la cerveza no engorda. Varios estudios desmienten el mito de la barriga cervecera, visto que el consumo moderado de cerveza sólo se presenta el 4 por ciento de las calorías totales del régimen alimenticio de los hombres, y el 3 por ciento del de las mujeres.

Esta bebida facilita la digestión y estimula el apetito, y gracias a esta bebida facilita la digestión y estimula el apetito. Por otro lado, la cerveza tiene un efecto diurético porque está compuesta de mucha agua y es, además, rica en potasio y pobre en sodio, lo que ayuda al cuerpo a autolimpiarse.

Por otro lado, conviene destacar su aporte consecuente en nutrientes como vitaminas B, fósforo, proteína, glúcidos, sal, ácido fólico, etcétera. La cerveza contiene además más de 30 minerales diferentes, la mayoría de ellos procedentes de la malta.

Cabe destacar igualmente que se trata de una bebida baja en alcohol. En efecto, con relación a otras bebidas, el alcohol contenido en la cerveza es mucho más débil, y también puede ser consumido en versión sin alcohol.

La cerveza está considerada como una bebida medianamente alcoholizada, a pesar de que algunas superan los 8 grados.


Escribe un comentario