Los beneficios de la carboxiterapia

Abdominales-marcados

y las conducen hasta el sistema linfático. Estas son posteriormente expulsadas en la orina y en el sudor.

Las células grasas o adipocitos son responsables de la aparición de la celulitis. La carboxiterapia, eliminando estas células, presenta otra ventaja: reducir el aspecto de la piel de naranja, ofreciendo a la piel un aspecto más liso y uniforme. Este tratamiento permite también aliviar la pesadez de las piernas, de los muslos y del vientre, provocada por la celulitis.

La pérdida de grasa localizada conlleva uno de los beneficios de la carboxiterapia que es el adelgazamiento del cuerpo. Por esta razón este tratamiento está considerado como un complemento ideal para perder peso. En efecto, permite acelerar el adelgazamiento, sin actuar necesariamente sobre los kilos, sino sobre la silueta. Sin embargo, si una persona quiere, por ejemplo, perder 10 kilos o más, es necesario combinar con el tratamiento un régimen alimenticio sano y ejercicios físicos.

El efecto dilatador del dióxido de carbono estimula la circulación sanguínea y moviliza los nutrientes en el organismo. Esto permite mejorar el aspecto de la piel. Este tratamiento permite tener una piel más hidratada, sana, uniforme y lisa.

La carboxiterapia es un tratamiento no invasivo, lo que permite recibir el tratamiento sin necesidad de hospitalización, sutura o vendaje. Se puede continuar haciendo las actividades y tareas cotidianas. Este cuidado estético dura unos 40 minutos y consiste en realizar microinyecciones que no dejan cicatrices.


Escribe un comentario