Los 12 mitos sexuales más conocidos (I)

Muchas veces, en reuniones con amigos o en alguna nota en una revista, has hablado acerca de los mitos sexuales.

Hoy empezaremos con esta larga lista de mitos sexuales para derribarlos y saber si son verdaderos o, simplemente quedan como mitos.

¿Te animás a conocerlos?

Mito 1: “Los hombres alcanzan la cima sexual a los 18, mientras que las mujeres a los 28 años”
Verdadero.
Al menos en lo referido a la cantidad de hormonas sexuales. La testosterona llega a su punto máximo en los hombres a los 18; el estrógeno en las mujeres llega al tope durante la mitad de sus 20 años. “Pero que haya mayor cantidad de hormonas no tiene nada que ver con el desempeño sexual” dice Marc Goldstein, profesor de medicina reproductiva y urología en el Cornell University’s Weill Medical College (EE.UU.) Así que siéntete en libertad de tratar de conseguir tu mejor marca a cualquier edad.

Mito 2: “El semen es bajo en carbohidratos”
Falso. “El semen es mayormente fructosa y enzimas” dice Goldstein. He allí la explicación de que no exista la Dieta del Sexo Oral.

Mito 3: “La masturbación provoca orgasmos más potentes”
Verdadero.
Pero no es una regla de aplicación exacta. “Depende de cada individuo” dice Jon L. Pryor, profesor de cirugía urológica en la Universidad de Minnesota (EE.UU.) “Para algunos sí, pero para otros, no hay nada mejor que un orgasmo durante el coito”.

Mito 4: “El pene erecto mide, en promedio, 20 centímetros”
Falso.
Relájate, chiquitín. El pene erecto promedio mide entre 13 y 15 cm.

Mito 5: “Ningún pene es demasiado grande o demasiado pequeño para cualquier vagina”
Verdadero.
Pero es la percepción la que al final gana la competencia. “Estaba una vez en una cena con otros siete especialistas, seis hombres y una mujer” dice el Dr. Pryor. “Todos los hombres estaban de acuerdo en que el tamaño no importaba. La mujer nos miró y dijo ‘piensen lo que quieran, el tamaño sí importa‘. Nos dejó abatidos”.

Mito 6: “Los mariscos son afrodisiacos”
Falso.
Tú mismo te pones caliente. “No hay evidencia científica de que los mariscos incrementen el líbido” dice el Dr. Pryor. “Pero puede haber un efecto placebo, así que si funciona de esa manera, ¡excelente!”.


Escribe un comentario