Las virtudes de la leche de magnesio para la piel

Piel-hombre

A pesar de su nombre, se debe saber que la leche de magnesio es una composición química que es el fruto de la mezcla de agua y de óxido de magnesio, lo que produce un líquido acuoso y blanco de aspecto similar a la leche, pero que en realidad no tiene nada que ver con ella. A pesar de que la leche de magnesio se utiliza para mejorar las digestiones difíciles, combatir la acidez de estómago, también es un producto apreciado en belleza por razón de algunas de sus propiedades excelentes para mejorar el aspecto de la piel y tratar ciertas afecciones cutáneas.

Entre sus propiedades, se puede encontrar una relacionada con la piel grasa del rostro y el aspecto aceitoso. Esto es debido a un compuesto líquido que ofrece un efecto matificador sobre la piel, ideal para reducir la formación de brillos y regular el exceso de sebo. Para ello, se deben aplicar dos gotas de leche de magnesio sobre un disco de algodón y pasarlo por la zona T del rostro, frente, mejillas y mentón. En esta zona se acumula la mayor parte de grasa a lo largo del día.

La leche de magnesio también es una solución eficaz para el tratamiento de pieles que sufren dermatitis, porque en los casos leves permite minimizar algunos de sus principales síntomas como el enrojecimiento, los picores y las irritaciones. En este caso, recomendamos aplicar un poco de leche únicamente sobre las partes afectadas dos veces al día para constatar un alivio.

La leche de magnesio puede ser eficaz para tratar el acné de la piel, puesto que previene la aparición de granos y desatasca los poros de agentes externos contaminantes fácilmente. Además, mejora la limpieza de la piel eliminando todos los residuos y la grasa acumulada.

Otra de las virtudes de la leche de magnesio para la piel es que ayuda a calmar la sensación de dolor en la dermis cuando está quemada o irritada por razón de una exposición solar demasiado importante. Se aplica el producto fresco sobre la zona afectada y dolorida y se siente un alivio instantáneo.


Escribe un comentario