Las ventajas de un tratamiento facial masculino para el afeitado

Afeitado

Someterse de vez en cuando a un tratamiento facial profesional es una forma muy eficaz de prevenir lesiones en la piel durante el afeitado. Aplicar crema hidratante de manera diaria y tomar precauciones como no presionar demasiado con la maquinilla a veces no es suficiente para proteger la piel de la agresión que representa la pasada diaria de una o varias cuchillas por el rostro.

Acude a un centro de estética unas cuantas veces al año para que una esteticista aplique sobre tu rostro una combinación de exfoliante, aceites esenciales, máscaras y cremas hidratantes, la cual prevendrá los efectos secundarios del afeitado, haciendo que tu piel luzca suave y luminosa.

Otra de las ventajas relacionadas con el afeitado de someterse a un tratamiento facial es que este resultará menos doloroso. La piel de la cara, especialmente la de tipo sensible, es muy propensa a la irritación e inflamación después del afeitado. Los tratamientos faciales limpian los poros y calman la piel irritada, haciendo menos probable estos dos problemas.

Los tratamientos faciales masculinos también son muy importantes de cara a limpiar de manera adecuada los poros, donde concentramos una cantidad mayor de sebo que las mujeres debido a la testosterona. Si quieres prevenir la aparición de puntos negros y espinillas, un tratamiento facial es lo que necesitas, ya que las esteticistas realizan una extracción muy precisa del sebo y la suciedad que obstruye los poros, la cual nunca podríamos lograr nosotros mismos en casa, ni con el mejor de los productos.


Escribe un comentario