Las reglas definitivas del ‘manscaping’

manscaping

Olvídate de los cuerpos completamente depilados, olvídate del concepto metrosexual. Ahora lo se lleva es el manscaping‘. Y, precisamente, hoy vamos a dar las reglas básicas de este concepto que no es otro que el de ‘arreglar’ el vello del cuerpo masculino; dejándolo recortado de manera armónica, visiblemente más estético y, aparentemente, natural.

Y es que, detrás de esta imagen desenfadada, hay un recorte y/o rasurado muy estudiado. Nosotros te damos las claves para que encuentres ese equilibrio perfecto. Ni el look macho man de los 70s, ni el cero-pelo tan de moda en los 2000. En la media está la medida.

Pautas básicas para un perfecto ‘manscaping

Lo primero es desterrar las ceras o cremas depilatorias, erradicando de nuestras vidas el concepto depilación. Para ello, lo primero es hacerte con una buena maquinilla. Una que te permita usar diferentes cabezales en los que puedas elegir el largo. Si, además, la puedes utilizar tanto en cara (barba, patillas, bigote) como en cuerpo, matarás dos pájaros de un tiro. Apuesta por las inalámbricas e invierte en una de las que se pueden utilizar en la ducha. Eso sí, si eres de los que tiene vello en la espalda, hacemos una excepción y te dejamos darte una buena depilación, tan sólo en esa zona.

Es clave para conseguir este look recortar el vello del torso dejándolo natural, pero sin desprenderte completamente del mismo. Piensa que no estamos hablando de la barba y no queremos dejar el pelo demasiado corto y que pinche. Un centímetro y medio puede ser el largo ideal. Esta misma regla puedes aplícala en axilas y en el vello púbico. Además de dar una imagen más limpia y arreglada, el vello más corto previene olores fuertes y permite que la piel traspire mejor.

Por otro lado, evita dejar marcas contundentes, eligiendo un largo más o menos uniforme para todo el cuerpo, exceptuando piernas y brazos donde el pelo natural suele ser más largo. En cuanto al vello nasal y de las orejas, la regla es clara; deshazte de él por completo. Por último, evita el delineado de las cejas a lo tronista. Unas cejas más finas que las de tu novia nunca fueron sexys. Piensa que las de Cristinao Ronaldo no son un buen ejemplo. Eso sí, te recomendamos encarecidamente que elimines el entrecejo, con unas buenas pinzas lo podrás hacer tu mismo. Si te queda alguna duda, inspírate en esta imagen del modelo Diego Miguel y ponte manos a la obra.


Escribe un comentario