Las partes del cuerpo que realmente importan en una primera cita

Christopher Mason

Trabajar los músculos en el gimnasio está muy bien para nuestra autoestima, pero cuando llega el momento de conquistar en las distancias cortas a alguien que nos gusta, hace falta algo más que unos buenos bíceps o ser estilosos vistiendo. Estas son las partes del cuerpo que realmente importan en una primera cita.

Los ojos: Aunque puede resultar un tanto difícil al principio, hay que relajar la mirada y mirar a los ojos de la otra persona. Mantener la mirada, ya sea en silencio o mientras se conversa, es una manera de demostrar interés por la otra persona. No hace falta que haya contacto visual todo el rato, aunque sí durante la mayor parte de la cita. De otro modo, no se puede crear una conexión íntima, que es de lo que se trata.

La boca: Transmitir calidez en la primera cita es fundamental, y en este sentido no hay nada más importante que una sonrisa agradable y sincera. Asegúrate de tener unos dientes luminosos enmarcados por unos labios jugosos que inviten a confiar en ti y por supuesto a besarlos llegado el momento.

Las manos: Junto a la mirada, son las responsables de proporcionar ese primer contacto íntimo, el cual ofrecerá a la otra persona mucha información, casi de manera inconsciente, para decidir si quiere seguir conociéndote. Para que te ayuden a que la primera impresión sea buena, tienen que tocar de manera suave, pero firme cuando corresponda y tener una piel y uñas impecables.

El cabello: En las primeras citas las personas se miran un montón a la cara, y los rostros armónicos siempre resultan más atractivos. La clave para lograrlo es el peinado. Apuesta por el que más te favorezca. Tampoco dudes en utilizar productos para aumentar su densidad y brillo. Cuando vemos un cabello atractivo, nos dan ganas de tocarlo, y eso es algo que en el juego de la seducción no se puede desperdiciar.


Escribe un comentario