La Vasectomía

La vasectomia consiste en la ligadura de los conductos seminales, por lo tanto, al poco tiempo de realizarse este prodecimiento, el semén eyaculado lo hará sin espermatozoides.

Al igual que la ligadura de trompas en la mujer, es un tratamiento para el control de la natalidad que, en la vasectomía puede ser reversible, en la mayoría de los casos es permanente.

El procedimiento se hace bajo anestesia general, como una cirugía, con control médico. La vasectomía no produce ningún cambio hormonal ni sexual, sólo impide el paso de espermatozoides al líquido seminal. Después de una vasectomía no se pierde la eyaculación, pues el semen no se produce en los testículos, solo los espermatozoides.

La vasectomía es un procedimiento muy efectivo para evitar la concepción. La tasa de fallos no supera el 0.5%. Después de la operación todavía hay espermatozoides almacenados, de modo que se debe usar otro método de anticoncepción hasta que el espermiograma revele que el conteo espermático es cero.

Este procedimiento no tiene efectos sobre la provisión de sangre y hormonas a los genitales, de modo que no afecta la masculinidad ni la libido.


Categorías

Salud

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario