La exfoliación de las manos para una piel perfecta

 Exfoliación

Hace unos días explicábamos algunas reglas para tener unas manos bonitas. Una de ellas era la de realizar una exfoliación de vez en cuando. Para ello, tendréis que utilizar un producto exfoliante especial que encontrareis en tiendas especializadas o que podéis fabricar en casa de forma muy sencilla. Veamos cómo.

Para tener unas manos bonitas, conviene exfoliar la piel de frecuentemente. Esto permite que os desprendáis de las pequeñas asperezas y hacer que las manos estén más suaves.

Una exfoliación de las manos es además algo muy fácil de realizar. Unas de las recetas naturales más conocidas es la de mezclar dos cucharadas de café de bicarbonato sódico con una cucharada de café de aceite de oliva en un bol. También se puede mezclar una cucharada sopera de miel, una cucharada sopero de aceite (oliva, argán o almendra dulce), y una cucharada sopera de azúcar.

A esta preparación, se le puede añadir una cucharada de café de limón, lo que es ideal para las uñas, y varias gotas de aceite esencial perfumado.

Después de lavarlas bien, se masajean las manos delicadamente con alguna de estas mezclas. Luego se enjuagan bien sin jabón con el fin de dejar actuar el aceite en la piel.


Escribe un comentario