La elección correcta de un perfume

 Perfume

Con frecuencia presentamos las mejores fragancias para hombre. Pero no basta con comprar uno de esos perfumes para destacar entre el resto. Con el fin de realzar el perfume y difundir sus notas el mayor tiempo posible, conviene saber algunas cosas.

Un gentleman no sólo es un hombre que sabe vestirse. La clase y el aura de un hombre son sobretodo los pequeños detalles, como una piel cuidada, unas manos bonitas o un aroma envolvente. En este último punto, no hay secretos: una higiene irreprochable, un poco de desodorante y algunos toques de perfume son suficientes. Pero además de esto conviene saber cómo perfumarse. Y es que, rociarse con perfume no siempre es la mejor forma de hacerlo.

Primeramente, todo depende de la fragancia que se utilice. Si se trata de un extracto de perfume, conviene aplicarlo sobre la piel, en pequeñas gotas, preferentemente en la base de la nuca, las muñecas y en los pliegues de los codos. Si se trata de un agua de toilette, de una agua de perfume o de un agua de colonia, conviene vaporizarla directamente sobre el pecho, la ropa y el pelo.

Con el fin de que el aroma dure más tiempo, existen algunos trucos. Pensad por ejemplo en perfumar los objetos que os acompañan a diario: cartera, bufanda, paraguas… Con el fin de que vuestra ropa se impregne de vuestro aroma, podéis impregnar ligeramente pequeños trozos de algodón con el perfume y meterlos en los cajones.

Finalmente, en el momento de perfumaros, debéis ser moderados. Dos golpes de spray (o cuatro gotas si es un extracto) bastan. Más allá de esto, se corre el riesgo de llevar un olor demasiado penetrante. El aroma debe ser como una bruma, frágil, casi imperceptible y envolvente.


Escribe un comentario