Justin Timberlake es la nueva cara de Givenchy

Que las principales celebridades de Hollywood sean las caras de las campañas de las marcas más importantes de perfumes no es ninguna una novedad. Los carilindos de cuerpos esculpidos ya no representan el concepto que quieren imprimir las principales compañías de perfumes. Por eso apelan a rostros más conocidos, expresivos, con personalidad y luz propia.

El actor británico Hugh Dancy es la cara de Brit for Men (Burberry); Thomas Kretschmann –el protagonista de El pianista– la de Boss Selection (Hugo Boss); Olivier Martinez es la imagen de L’Homme y el irlandés Jonathan Rhys Meyer encarna al hombre moderno de Hugo, la fragancia de Hugo Boss.

La firma francesa Givenchy no es ajena a esta nueva tendencia y por eso, ha obviado a los modelos a la hora de elegir a la cara de su nueva fragancia masculina. El favorecido es el cantante Justin Timberlake, quien también ha incursionado en el cine y en el teatro develando su faceta de actor.

Según los voceros de Givenchy, Justin Timberlake fue el seleccionado por ser un creador de tendencias a nivel internacional y por consolidarse como el principal exponente del concepto actual de la elegancia.

El nuevo perfume para hombres de Givenchy será lanzado al mercado francés en otoño de 2008 en el marco de una campaña que incluirá publicidades en televisión y gráficas en las que se verá, por primera vez, a Timberlake como la imagen de la marca. En el resto de Europa, la fragancia llegará a los anaqueles de las tiendas el año próximo.

En la actualidad Givenchy cuenta con una amplia línea de fragancias masculinas de la que forman parte Very Irresistible Givenchy, Fresh Attitude, Givenchy pour Homme Blue Label, Pi, Classics y Mythical Fragrances.


Justin tinberlake


Un comentario

  1.   peritoni dijo

    No veo yo a este tipo como representante de esta marca tan exclusiva, salvo que quieran entrar en determinados mercados. Su estética, su cara y lo que a veces sale por su boca no es precisamente la imagen de alguien “Givenchy”. Pero bueno, ellos sabrán.

Escribe un comentario