Inseguridad, el problema de muchos de nosotros.

Inseguridad masculina

Es probablemente  como la criptonita de superman para muchos hombres, la inseguridad, ese fiel enemigo que puede presentarse cuando menos lo pensamos y que a través del tiempo nos ha provocado situaciones más que engorrosas e incomodas. Por eso en este post vamos a analizarla, con el fin de que desaparezca.

Hay diversos tipos de inseguridad, desde aquellos que solo en determinadas ocasiones se ponen nervioso ante la presencia de alguien, sea mujer o hombre, pero que sea el objeto de sus deseos, hasta aquellos que el simple hecho de hablar en público les suponga un problema, o hasta hacerse ver les resulte tan difícil que pueda hasta provocarle diferentes problemas psicosomaticos.

En general, cuando la inseguridad es ante algún hecho puntual, ayuda recordar que es lo que nos hizo comportarnos así, como si una mala experiencia se tratara, e intentar abordarla desde otra perspectiva, o bien, hay ocasiones que lo mejor es buscar ayuda, cuando ese miedo puede resultar demasiado para enfrentarnos nosotros solos.

Cuando realmente supone un problema que hasta nos impide llevar una vida normal, lo mejor es acudir a un especialista, porque no merece la pena vivir con un miedo constante que no nos deja hacer cosas que para otros son meros trámites, porque creerme, vale la pena vivir sin miedo.


Un comentario

  1.   Juanes dijo

    mujer U hombre…ecselentes tus posts, muxas gracias!

Escribe un comentario