Hojas verdes: un nutritivo alimento para el verano

Beneficios de los vegetales de hojas verdes

Seguramente has escuchado hablar sobre el color de los vegetales, y de cómo éste resulta una excelente guía a la hora de informarnos sobre los beneficios de cada verdura; y precisamente tal es el caso de las hojas verdes, un grupo de vegetales en el que podemos incluir a las lechugas, acelgas, berro o coles, que se caracteriza por tener pocas calorías, pero por el contrario un rico aporte de vitaminas y minerales, así como una considerable cantidad de agua, lo cual los hace un alimento perfecto para el verano.

Pero para beneficiarte al máximo de los nutrientes de las hojas verdes, lo mejor es que las prepares de forma adecuada, para así no desperdiciar sus beneficios durante los procesos de cocción. Para ello, aquí te brindamos algunas recomendaciones. 

Hojas frescas: la mejor forma de consumir un vegetal verde es ni bien está cortado de la huerta. Por supuesto que esto solo es posible si tu mismo lo cultivas, o si lo compras directamente al productor, pero consumiendo las hojas verdes inmediatamente después de haber sido cortadas reduce en gran manera el proceso de oxidación, con el cual se pierden muchos nutrientes.

Complementos saludables: también es importante que, a la hora de preparar tus hojas verdes, las acompañes con otros ingredientes igual de saludables, como pueden serlo el aceite de oliva, frutos secos, pescado o aguacates, para así lograr una comida 100% saludable.

Aderezo de limón: rociar con un poco de jugo de limón cualquier vegetal verde resulta doblemente beneficioso, ya que por un lado aporta una importante cantidad de vitamina C y de acido cítrico, mientras que por otro lado reduce en gran manera el proceso de oxidación al que se someten todos los vegetales luego de ser cortados.

Cuidado con la sal: la sal no es de los alimentos más saludables, pero resulta indispensable para conformar al paladar, solo que a la hora de suminístrala a un plato de hojas verdes, espera hasta el momento de servir para hacerlo, ya que este mineral provoca deshidratación en los vegetales y acelera la perdida de nutrientes.

Cocinar hojas verdes. Recuerda que la gran mayoría de los vegetales verdes pueden consumirse crudos, resultando esta la mejor manera para aprovechar sus nutrientes; pero si de todas formas necesitas cocinarlos, lo mejor es que lo hagas con un proceso que no implique agua y durante un tiempo acotado.

Más información – Los alimentos más sanos


Escribe un comentario