Hoja de ruta hacia el orgasmo femenino (y II)

orgamos-mujerHace unos días te hemos dado varias técnicas para encontrar el tan ansiado orgasmo femenino. Técnicas que puedes usar cuando comienzas a conocer a alguien y quieres quedar 10 puntos en el plano sexual. ¡Es un buen comienzo!

Técnica: Prepucio con capucha
Para: estimular el clítoris.
Herramienta: tu pene.

Como hacerlo: Esta parte te va a gustar: tu pene entra en acción. Acuérdate de usarlo fuera de su vagina de vez en cuando y obtendrás resultados sorprendentes. Céntrate en penetraciones poco profundas. Colócate en la posición del misionero, con una penetración vaginal mínima. Deja que el pene descanse dentro de ella.
 Quédate ahí, merodea, serpentea… Presiona el prepucio del pene contra la capucha del clítoris. O presiona el miembro contra el clítoris y, delicadamente, empuja entre los pliegues de los labios sin llegar a penetrarla; como si tu pene fuera un pincel y estuvieras pintando su clítoris.
 Cuando penetres con profundidad, presiona tu hueso pélvico hacia el clítoris y mantén la posición.
Por qué funciona:
La mayoría de las terminaciones nerviosas que intervienen en el orgasmo se ubican en la superficie de su vulva y en los tres primeros centímetros de la entrada vaginal. Cuando la penetras profundamente y aguantas, la sensación de roce, combinada con la estimulación del clítoris, le proporciona un inmenso placer.

Técnica: Hacia arriba y hacia dentro
Para: estimulación del punto G.
Herramienta: manos, pene, y un vibrador.

Cómo hacerlo: Su punto G, que es del diámetro de una moneda de diez céntimos, está situado en la pared frontal de la vagina, a unos pocos centímetros hacia el interior. Puedes sentir como se hincha durante la excitación sexual. Piensa en él más como en una zona que como en un punto concreto. Responde a una presión más firme que la que se debe emplear con el clítoris, de modo que, en este caso, los dedos o un vibrador funcionarán mejor que el pene.
Introduce un vibrador unos 3 o 4 cm en el interior de su vagina, a continuación, levántalo para presionar el punto G. Estimula el clítoris con tu lengua.
 Durante la relación sexual, estimula su punto G penetrándola desde atrás y presionando hacia abajo. Utiliza una mano para masajear su zona púbica, logrando que roce el punto G desde fuera.

Por qué funciona: Los orgasmos del punto G no ocurren independientemente de los orgasmos clitorianos. Nuevas investigaciones sugieren que esta zona puede ser en realidad la raíz del clítoris. Intenta combinar siempre la estimulación clitorial con la del punto G o, al menos, ve alternándolas. Así se consiguen orgasmos muy intensos y una sensación de plenitud muy placentera.

Técnica: Cabeza nuclear múltiple
Para: orgasmos múltiples.
Herramienta: lengua, mano, pene, vibrador… y paciencia.

Cómo funciona: Las mujeres pueden disfrutar de orgasmos múltiples porque retienen sangre en la zona pélvica después del clímax. Su clítoris sólo necesita un poquito de tiempo para recuperarse: se vuelve demasiado sensible después del orgasmo. Vuelve a los juegos preliminares. Céntrate en la estimulación delicada de todo el cuerpo, después…
 Estimula su clítoris con suavidad. Utiliza la mano para acariciar delicadamente su vulva, puedes utilizar la punta de un dedo para recorrer el perímetro de los labios interiores o dejar que ella haga presión sobre la palma de tu mano. Y finalmente: recuerda que lo más importante es redondear la fanea. Eso es lo que los expertos llaman “calidad post-coito”. No escatimes abrazos y halagos cuando todo haya acabado.

Fuente: Mens Health


Un comentario

  1.   achingaos dijo

    gracias por tu pagina la rekomendare en achingaos.blogspot.com, buena informacion

Escribe un comentario