Hoja de ruta hacia el orgasmo femenino (I)

orgasmo-mujerEn las primeras citas es muy difícil congeniar en el sexo, ya que primero se deben conocer para saber que cosas les gusta al otro. Cada mujer tiene sus puntos específicos que la conducen al orgasmo.

Por eso, en Hombres con Estilo te daremos 5 trucos para prepararte para la gran situación y dejarla a ella sonriente y relajada.

Técnica: Rope-a-dope
Para: estimular el clítoris.
Herramienta: tu lengua.

Como hacerlo: Cuando se trata del cunnilingus, conserva tu energía dejando que ella mueva su pelvis alrededor de tu lengua. Empieza con golpecitos suaves y rítmicos. Sigue con un lametón largo, como si chuparas un helado desde abajo hasta arriba, que cubra toda la superficie de sus labios interiores y acabe en la capucha del clítoris. No importa lo que ella haga, mantén un ritmo lento, suave y consistente. Excítala hasta el delirio, después…
 Dale una serie de golpecitos rápidos verticales y en diagonal sobre el clítoris. A continuación…
 Vuelve a los lametones lentos y muy suaves.
 Repite hasta que se derrita.
Por qué funciona: El clítoris es una zona extremadamente sensible, por lo que una estimulación demasiado vigorosa puede causar molestias o dolor. Con esta fórmula se consigue que la sangre fluya poco a poco. Los golpecitos vigorosos rompen la rutina y resultan muy placenteros.

Técnica: En la palma de tu mano
Para: estimular el clítoris (con estimulación opcional del punto G).
Herramienta: tus manos.

Como hacerlo: Las mujeres nunca olvidan las habilidades digitales de un hombre. Haz que las tuyas sean memorables. Túmbate de lado.
 Pon tu mano sobre su vulva, presionando sobre la zona púbica con la base de la palma de tu mano. Pasea tus dedos por encima de la vulva.
 Deja que ella haga presión contra tu palma y utiliza el dedo índice y el medio para hacer movimientos rítmicos en la entrada vaginal.
 Comienza a estimular ligeramente la capucha del clítoris con las puntas de los dedos. Presiona con delicadeza los labios.
 Para variar, introduce dos dedos, presionándolos contra la pared frontal de la vagina. Así estimularás tanto el clítoris como el punto G. La estarás obsequiando con un delicioso 2 x 1.
Por qué funciona: Este movimiento estimula su vulva de arriba abajo. En esta zona hay muchas terminaciones nerviosas que normalmente se olvidan. Además, mientras ella presiona su clítoris con la palma de tu mano, tú tienes libertad para dedicarte a otros trabajitos manuales…

Fuente: Mens Health


Escribe un comentario