Gucci primavera-verano 2017: un viaje onírico a todo color

gucci pv 2017

Alessandro Michele lo ha vuelto a hacer. Ayer presentó su colección primavera-verano 2017 para Gucci en el marco de la semana de la moda de Milán y, sin duda, fue uno de los desfiles más comentados de la jornada.

Y es que, la mítica firma italiana en pleno proceso de rebranding, ha dado un giro de 180 grados desde la llegada del nuevo director creativo. Michelle ha hecho un cambio dramático, y nunca mejor dicho, en Gucci pero respetando la esencia lujosa de la casa.

Si en la colección crucero en leit motiv fue un mix entre el punk londinense y la ostentosidad del victoriana, para ésta la casa hace una propuesta onírica con referentes a la cultura pop infantil, además de grandes guiños al vestir más señorial, clásico e incluso aristocrático. Todo, eso sí, remasterizado en clave bohemia y romántica al más puro estilo Gucci by Michele. Siluetas relajadas y despegadas del cuerpo con clara preferencia por los cortes tailored fit. Infinidad de estampados y aluvión cromático. Así podríamos resumir en dos frases esta colección cargada de contrastes y combinaciones explosivas. En esta propuesta todo tiene cabida, desde las ideas de aire sporty, pasando por conjuntos de inspiración colegial, hasta llegar a los outfits más sofisticados que no dejan de ser originales, atrevidos y, a veces, de cierto punto cómico. Entre las piezas clave, destaca la prouesta de sastrería en la que apuestan por trajes en seda con llamativos estampados florales o adamascados, las imponentes piezas de abrigo como el de corte napoleónico en azulón con detalles bordados o la exquisita colección de cazadoras y chaquetas de piel.  Aunque también vemos piezas mucho más comerciales como el simpático jersey de rayas marineras con bandana incluida o las camisetas con el logo de Gucci serigrafiado, dos piezas que sin duda se convertirán en grandes must haves de temporada. Por otro lado, merece mención especial las originales sandalias de estilo cangrejero, las típicas que llevábamos de niños, reeditadas para la ocasión con tachuelas en dorado.


Escribe un comentario