Gucci colección crucero 2017: neopunk romántico, victoriano y pijo

gucci crucero17

Sin ninguna duda, Alessandro Michele es mi nuevo trendsetter favorito. Lo siento Slimane, pero después de tu salida de Saint Laurent, la marca de cool del momento es Gucci. Así somos de chaqueteros los fashionistas. Y al parecer, por el ruido que he visto en las redes sociales, no soy el único.

La casa italiana ha presentado en plena abadía de Westminster su colección crucero con las propuestas 2017. Y lo ha hecho volviéndose a camelar al público y la crítica.

Una demostración fehaciente de que Gucci vuelve a ser una marca deseada. Paradojas de la vida, la casa de tradición italiana se inspira en la decadencia victoriana y, según palabras del propio diseñador, “es como un pequeño poema (dedicado) a Londres”. Michele se inspira en elementos brit como el punk a los que inyecta grandes dosis de romanticismo. Dice, además, que se ha inspirado en jóvenes nobles rebeldes – toques aristocráticos a lo ‘The Royals’, la serie revelación de la cadena E! – para la creación de estos looks donde conviven desde abrigos napoelenosicos a chaquetas bomber, pasando por vaqueros desteñidos con lejía y pantalones en crepé de seda. Un desfile con dos partes diferenciadas, por un lado el bloque con las propuestas más anárquico-pijas y gamberras y, por otro lado, unas cuantas salidas con total looks de sastrería inspirada por el buen gusto sartorial de los ingleses. Entre mis prendas favoritas destaco especialmente el abrigo en verde aqua apagado con flores y detalles brocados, el esmoquin de seda salvaje en rojo, el batín de punto con gato incluido y, por supuesto, las toneladas de bisutería barroca llena elementos iconográficos que portan todos y cada uno de los modelos. Tampoco faltan elementos de la cultura Gucci por excelencia como los mocasines horsebit de Gucci que, un verano más, se posicionan como una de las mejores propuestas de calzado de temporada.


Escribe un comentario