Grooming de boda o cómo prepararse para las cámaras

Tom Hiddleston con un tres piezas

Proyectar una imagen elegante y estilosa no es sencillo, y ante las cámaras de alta definición todavía lo es menos. Un buen grooming de boda no se puede improvisar, sino que debe ser planeado al detalle desde semanas e incluso meses antes, sobre todo si eres el novio.

No realices experimentos con tu vello facial ni con tu corte de pelo. Si siempre lo has llevado de una manera y cambias de repente, te verás extraño y los demás probablemente más. Mantente fiel a aquello que el paso del tiempo te ha demostrado que funciona mejor. No existen reglas acerca de vello facial o peinado para asisir a una boda. Lo único que importa es que resulte favorecedor.

La mayoría de hombres desarrolla una precisión de cirujano con la maquinilla a base de errores. Si todavía no es tu caso, considera visitar al barbero, a poder ser el mismo día del acontecimiento, para evitar salir en las fotos con antiestéticos cortes y rasguños o con la barba mal delimitada. Aprovecha para pedirle que te realice una puesta a punto en la nuca y te repase el corte de pelo si es necesario. A la hora de peinarse, lo más aconsejable es hacerlo uno mismo en casa, especialmente si te gusta tener la última palabra en cuanto a tu estilo.

Crema hidratante CeraVe

Hidrata tu piel día y noche. Enfundarse en un caro traje hecho a medida es inútil si no consigues levantar la luminosidad de tu cara, ya que un rostro seco y apagado ensombrece todo el look. Si tienes ojeras, incluir un tratamiento de ojos a tiempo en tu rutina de belleza (al menos un mes antes), puede marcar la diferencia. El toque final es apllicarse una mascarilla para suavizar e iluminar el rostro uno o dos días antes de la boda.

Mantener los dientes libres de manchas es otro must cuando hay cámaras a las que decir “patata” de por medio. Si evitas los malos hábitos, sobre todo el fumar, y te los cepillas dos veces al días, tendrás mucho ganado, pero nunca está de más hacer una visita al dentista para que valore si es necesario un tratamiento blanqueante.

Y llegamos al asunto del vello. Arrancar los pelos de los hombros y la espalda es obligatorio, quedando el resto a tu elección. En cualquier caso, puedes averiguar cómo enfocar cada parte en este artículo dirigido a todo lo que debes arrancar, recortar y afeitar antes del primer chapuzón del año.


Escribe un comentario