¿Fijar el cabello con laca o con gomina?

Botes de laca y gomina

Si son de calidad, las gominas y las lacas nos permiten conservar nuestro peinado en su sitio incluso durante las jornadas más largas de trabajo. Además, en los últimos tiempos estos productos para el cabello incluyen en su fórmula ingredientes para nutrir y fortalecer el pelo, en definitiva, para que esté más saludable.

Gominas y lacas comparten el mismo propósito: ayudarnos a definir y fijar el peinado. Sin embargo, el resultado no es el mismo, y en esta nota te echamos una mano para que sepas cuándo debes utilizar cada uno.

Fijar el cabello con laca

La laca permite cierto movimiento, dependiendo de su fuerza. Los fabricantes suelen fabricarla con distintos niveles de fijación. Además, también se obtiene una fijación bastante natural y la mayoría se eliminan fácilmente con el cepillado.

Utiliza la laca para obtener peinados con volumen y movimiento. Si la longitud de tu cabello es de larga a muy larga, la laca es el producto que debes aplicarte sobre el cabello para fijar tu peinado.

Fijar el pelo con gomina

La gomina es el fijador más fuerte que hay. Además de ofrecer una definición total –permite que hagamos con nuestros mechones casi cualquier cosa que se nos ocurra–, también se caracteriza por aportar un extra de brillo al cabello.

Utiliza la gomina para obtener peinados súper bien marcados y a prueba de bombas. Si la longitud de tu cabello es corta o media, la gomina es el producto que debes aplicarte sobre el cabello para fijar tu peinado. Recuerda que es la aliada perfecta de la raya al lado, un look de pelo corto muy de moda entre los hombres.


Escribe un comentario