¿Estás cometiendo algunos de estos imperdonables errores de afeitado?

Afeitarse

A pesar de que el hombre lleva siglos perfeccionando el arte del afeitado, los errores que terminan con vellos encarnados, cortes e inflamación continúan siendo muy comumes. Y es que parece que nos cuesta comprender que hay cosas que simplemente no se pueden hacer o la piel lo acaba pagando caro. Averigua si tú también estás cometiendo errores de afeitado imperdonables.

Saltarse el ritual pre-afeitado puede provocar desde cortes hasta inflamación. Antes de pasarte la maquinilla, prepara tu piel. El primer paso es exfoliarla y humedecerla con agua tibia para que el gel o la espuma de afeitar penetre con más facilidad en los folículos pilosos. Después, no te afeites inmediatamente. Espera un par de minutos para dar tiempo a la piel a que absorba los nutrientes de la fórmula. Esto te proporcionará un afeitado más suave.

Afeitarse a contrapelo sólo provocará vellos encarnados, granos, rojeces y otras impurezas faciales, por lo que estamos hablando de uno de los mayores errores de afeitado que puedes cometer. Pasa las cuchillas en la misma dirección del crecimiento del vello y si no es suficiente para conseguir el apurado que deseas, considera cambiar tu maquinilla o afeitadora eléctrica, pero nunca te afeites al revés.

No enjuagar las cuchillas después de una pasada reduce la efectividad de la siguiente, ya que se llenan de vello, pieles muertas y productos de afeitado. Si deseas un afeitado apurado y uniforme, dale a las cuchillas una buena sacudida debajo del grifo tras cada pasada para que estas corten todo el vello de la cara con la misma efectividad.

Pasar la maquinilla dos veces por la misma zona no eliminará los vellos persisentes, sino que sólo te conducirá al enrojecimiento y la inflamación. Haz una única pasada por los distintos puntos de la cara y si el resultado no te satisface, aplica más gel, espera unos minutos y haz otra ronda, pero nunca pases las cuchillas dos veces por el mismo sitio sin aplicar más gel.

Presionar las cuchillas demasiado fuerte contra la cara o pasarlas en ángulos muy pronunciados son dos errores que prejudican a tu piel, los cuales evitarás prestando atención a tu técnica e intentando mejorarla con cada nuevo afeitado y comprobando que las cuchillas estén afiladas y limpias. Y es que cuando no cortan bien es cuando más se suele caer en estos errores.


2 comentarios

  1.   Manuel dijo

    Muy de acuerdo con este artículo. Es sumamente importante preparar la piel para el afeitado y como no, utilizar productos de calidad y adecuados a nuestro tipo de piel.

  2.   tortosa city dijo

    vaya MIERDA total articulo, creeria que me aportaria algo pero solo dice cosas básicas que si uno no hace es porque más tonto no nace…. Ahta lueho SHURS.

Escribe un comentario