Entre ocres y amarillos

ama

El color amarillo es sinónimo de luz y vitalidad. Un color que, por regla general, asociamos con la primavera-verano. Hasta ahora. Y es que, este otoño-invierno 2014/2015, este color cálido – en en todas sus variedades tonales –  también se viste en la estación fría.

Presentado de manera discreta y en escalas apagadas. O a modo de color acento en su faceta más vibrante. El amarillo, en toda su gama, es uno de los colores estrella – y nunca mejor dicho – del momento. Y así se vistió en las propuestas de pasarela.

En el marco de una colección bohemia y con cierto aire setentero. En Costume National apostaron por un amarillo luminoso de acabado satinado en este look que combinaba una camisa de seda con unos pantalones ajustados en piel de melocotón. Un mix de lo más cítrico que mezclaba el amarillo con el naranja, y que se enmarcaba con piezas en negro como el chaquetón de potro, el bolso bandolera y los botines con hebilla.

Con un matiz cuasiverdoso, en Dior Homme apostaban por amarillo pistacho en tres piezas de abrigo clave esta temporada: la parka, la chaqueta tres cuartos de cuero y el abrigo chester. Tres looks sencillos y muy comerciales que, de no ser por las prendas exteriores en amarillo pistacho, hubieran pasado de lo más desapercibidos. Todo lo contrario que Viviene Westwood, quien sorprendió por una combinación de los más contrastada con tonos tan dispares como el morado más el amarillo, color protagonista de hoy.

Por su parte, en Hardy Amies apostaban por el look ultracombinado conjuntando un pantalón chino, en un amarillo ocre de matiz muy anaranjado, con el pañuelo de solapa a juego. Enmarcando la jugada con piezas más sobrias como la blazer de lana en el mismo tono del jersey de cuello alto. Más unos mocasines con borlas en burdeos rematando este conjunto clásico actualizado.

Claro que, si lo tuyo no son los prendas en este tono, siempre puedes optar por accesorios. Un pañuelo de seda, como los Burberry Prorsum, y toque luminoso conseguido.


Escribe un comentario