Este verano, apúntate a la moda ‘sockless’

sockless

No te asustes, porque aunque el término anglosajón para designar a ésta relativamente nueva tendencia suene de los más rimbombante, lo cierto es que es más simple de lo que parece. En verano, apuesta por llevar tus zapatos sin calcetín.

En principio, la idea puede parecer de lo más sencilla, partiendo de la base de que prescindir del uso del calcetín, sería suficiente. Pero, no nos engañemos, ¿quién aguanta el roce del zapato piel con piel? Y, peor aun, ¿quién es el que guapo que no suda a chorro vivo? Por eso, hoy, os damos algunos consejos para lucir esta tendencia ‘sockless’, pequeños trucos que tus pies agradecerán.

Calcetines invisibles

1-calcetín

Lo primero que no hay que hacer es evitar el calcetín, sino usar uno adecuado de los llamados invisibles. Hablamos de esta especie de pinkies, unos calcetines muy cortos y escotados estratégicamente que, una vez puestos los zapatos, no deben sobresalir nada por el exterior. Y es que, si elegimos mal la talla el calcetín se verá y romperemos toda la estética del look sockless, por no decir que un calcetín grande se arruga en el interior del piel y puede provocar muchas molestias.

Las últimas temporadas casi todos los grandes retailers de precios asequibles cuentan con este tipo de calcetines, que se pueden comprar por unidades o en pack más económicos. En Asos  y Topman tienes unos cuantos ejemplos.

Un extra de frescura

1-calcetin 2

El segundo consejo es que utilices algún producto específico para la sudoración del piel. Y es que, aunque lleves el calcetín invisible, en verano es casi imposible no sudar debido a las altas temperaturas. Son muchas las marcas y diversos los formatos, aunque los más cómodos son los polvos tipo talco o los sprays. También son muy recomendables las plantillas devora olores. Por cierto, los polvos o sprays en ningún caso deben sustituir el uso de desodorantes para pies.

Más Información – En verano, cuida especialmente tu cabellera


Escribe un comentario