El masaje ayurvédico

Masaje

El Ayurveda es una práctica India ancestral con múltiples beneficios. El Ayurveda, significa ciencia de la vida o de la longevidad, y ofrece una técnica de masaje tradicional único. El masaje ayurvédico se utiliza en India desde hace miles de años y aporta beneficios extraordinarios.

Diferente del masaje sueco, el masaje ayurvédico procede directamente de la India, y más precisamente de la medicina india tradicional. Diferentes presiones se realizan sobre el cuerpo desnudo e impregnado de aceite, pulsando los 7 centros energéticos corporales, es decir los chakras.

Auténtico cuidado para el equilibrio, el masaje actúa sobre los pasos de la energía por donde se reparten los puntos de presión, con el fin de favorecer una circulación armoniosa de la energía vital en el conjunto del cuerpo. Conscientes de los beneficios aportados por este cuidado, muchos terapeutas ofrecen este tipo de masajes en Europa.

Este masaje se practica generalmente con aceite templado. El olfato también es solicitado, lo que tiene por efecto inmediato la relajación. Aliado en el sentido del tacto ejercido por el masaje, el cuerpo y el espíritu encuentran una perfecta armonía. El objetivo del masaje ayurvédico es efectivamente equilibrar el cuerpo y sus funciones con el fin de sentir un bienestar general físico y espiritual.

Este cuidado está indicado en personas estresadas y nerviosas que no consiguen desconectar del ritmo impuesto por la sociedad moderna. De esta forma se relaja la tensión nerviosa y se mejora la circulación sanguínea. Este masaje tiene como beneficio aumentar la energía vital y favorecer la concentración.

El masaje ayurvédico ayuda igualmente a templar el estado de ánimo. Representa efectivamente un bien preciado para controlar las emociones. Ideal para la preparación a la meditación, también sirve para relajar y liberar el espíritu. Para terminar, el masaje ayurvédico refuerza el sistema inmunitario, mejora la respiración, y refuerza el tono muscular.


Escribe un comentario