El dolor de pies y los diferentes modelos de zapatos

Pies

Llevar unos zapatos poco adecuados puede ocasionar muchos dolores como ampollas, uñas encarnadas, dedo de martillo, y deformación articular del dedo gordo. ¿Qué se puede hacer? La solución consiste en llevar unos zapatos cómodos que permitan mantenerse estable sobre los dos pies, y que tengan suficiente espacio en la zona de los dedos.

El zapato plano puede parecer un calzado muy cómodo, pero sin embargo no protegen adecuadamente el pie. En realidad no son malos en sí, pero no están concebidos para caminar por las calles, ni sobre las aceras de asfalto. En realidad no tienen al acolchado necesario para amortiguar los golpes contra la planta de los pies, ni para protegerlos de otros accidentes del terreno.

Al dejar el pie tan al aire, éste sólo se agarra por la parte de atrás o la de delante, lo que favorece la formación de dedo de martillo (una deformación de los dedos del medio, que se curvan a nivel de la articulación). En realidad, sólo se deben llevar en momentos puntuales, y nunca durante toda una jornada.


Escribe un comentario