El cuidado de las manos del hombre

 Manicura

Del mismo modo que es importante el cuidado de la piel de la cara y mantener la barba, es absolutamente necesario tejer unas manos bonitas. Veamos algunos trucos y consejos para conseguirlo. Una de las primeras cosas en la que se fijan las mujeres en las manos de los hombres. Unas manos con callos, con las uñas rotas o comidas causa una impresión desastrosa.

Con el fin de tener unas manos en perfecto estado, lo mejor es ir directamente a un salón de belleza donde la manicura no están reservada exclusivamente para las mujeres. En una hora más o menos, los profesionales de la belleza harán que tus manos queden irresistibles.

Si una cita en un centro de belleza no os tienta, conviene saber que se pueden mimar en casa. Lo primero es lavarse bien las manos y las uñas todos los días con un cepillo pequeño. Después debéis cortaros las uñas, pero no demasiado, ni tampoco llevarlas demasiado largas, y finalmente, darles forma.

Conviene exfoliar las manos de vez en cuando para desprenderse de las asperezas de la piel. Asimismo, es necesario masajear regularmente las manos con aceite o una crema hidratante, insistiendo en las yemas de los dedos.

Este masaje hará que las manos estén más suaves y que sea más fácil quitar las cutículas (la piel seca situada cerca de las uñas). Para eliminarlas, se necesita un cortador de cutículas.

Por último, está absolutamente prohibido morderse las uñas y se recomienda el uso cotidiano de una crema hidratante para evitar que se sequen, especialmente durante el invierno.


Escribe un comentario