Dormir a cielo raso en un hotel de lujo en Nueva York

 

Nueva York

En medio de los edificios Art Deco o de las estructuras de acero con muros de cristal, al turista se le invita, desde su cama o su tienda de campaña, a contemplar las bellas urbanas de la noche de Nueva York, sin los filtros artificiales de una ventana, de un store o del aire acondicionado.

De esta forma, el cielo de Nueva York ve cómo las estrellas se despliegan ante las luces de los rascacielos, con el fin de que cada persona pueda maravillarse con una galaxia confeccionada con las luces de la ciudad que nunca duerme.

El concepto permite satisfacer las necesidades de los ciudadanos a quienes les falta la conexión con la naturaleza, preservando la comodidad que representa un edredón o un colchón mullido. Esta tendencia, llamada el “glumping”, a medio camino entre el glamour de una velada romántica y el lado rústico de una noche de camping, no deja de seducir a los habitantes de Nueva York, y al resto de turistas de paso por una metrópolis de la costa este.

“Nuestros clientes no querían verse encerrados y deseaban disfrutar de la brisa de verano”, dicen los responsables de un hotel que ofrece este tipo de experiencia, pero en versión tienda de campaña y camping-gas, en medio de un patio rodeado de vegetación en la suite del Upper East Side. Los precios son bastante asequibles, y van de los 230 euros a más de 520 en función de la temporada.

 


Categorías

Ocio

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario