Decoración del hogar, el sofá de cuero

Sofa

¿Qué debemos saber antes de comprar un sofá de cuero? Bien se trate de un sofá en ángulo, de un sofá por módulos, o de un sofá más sencillo, comprar un modelo de cuero representa una inversión que debería llevarnos a tener en cuenta ciertos criterios prácticos.

Puesto que el sofá de cuero debe durar varios años, es bueno primero tomarse algunos días o semanas para reflexionar, ya que existen muchas clases de sofás de cuero, tanto desde el punto de vista del confort como de la calidad del cuero o de la piel.

Fijar un presupuesto

Conviene darse un techo de gastos que no se debe superar. De esta forma se gana tiempo sin tener que orientarse hacia unos modelos de sofás realmente inasequible para nuestro bolsillo.

Definir el lugar de colocación

¿Os hace falta un canapé de cuero de ángulo? ¿Una meridiana? ¿Unos sillones individuales? ¿Uno o varios puffs?

Definir el uso del sofá

¿Este sofá tendrá también la función de cama supletoria? Entonces conviene decantarse por un sofá-cama, y por supuesto, si se usa con frecuencia, el cuero tendrá que ser resistente y con un tratamiento antimanchas.

El sofá familiar para ver la televisión

El sofá debe ser cómodo. Antes de comprarlo conviene probarlo sentándoos en el borde: si os hundís pero luego subís “derechos”, la regulación de los muelles es perfecta. Pero cuidado, conviene no hundirse en exceso en los cojines. Un sofá debe presentar cierta firmeza.

También se puede optar por un sofá con respaldo alto para mantener correctamente la nuca. Se puede pensar en añadir algunos puffs variados para estirar las piernas. Y sobre todo no olvidéis comprobar al resistencia del cuero. También conviene dejar de lado los colores claros y una piel demasiado frágil.


Categorías

Ocio

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario