Cuando el sudor se convierte en problema

Partiendo de la base de que sudar es algo normal y necesario para nuestro organismo, hay que saber distinguir cuando la sudoración se pasa de lo normal, es lo que se llama hiperhidrosis y sus síntomas son una sudoración excesiva tanto en las manos, como en los pies, axilas y cara, así como en la parte posterior de los muslos. En esos casos debemos ponernos en manos de un dermatólogo. Si eres de los que suelen sudar con facilidad y en abundancia será mejor que tomes buena nota, seguro que más de un mal trago puedes evitar:

  • Evita tejidos sintéticos, mejor usa prendas de algodón transpirables.
  • Depíla el vello de tus axilas con regularidad.
  • El café, el alcohol y los picantes contribuyen a un exceso de sudor, así que ándate con ojo.
  • Para los que sufren sudoración excesiva es mejor que utilicen antitranspirantes sin alcohol y que contengan sales de aluminio. Lo podrás encontrar en farmacias, pero no debes abusar de su utilización ya que pueden causar irritación. Ojo, antitranspirante no es lo mismo que desodorante.
  • Para los que prefieren lo natural, por la noche puedes aplicar bicarbonato en las axilas y aclarar a la mañana siguiente, así también evitaremos el mal olor.
  • Para casos graves o extremos se recurre a la cirugía o al botox, sí, habeis leido bien, y es que la toxina botulínica acaba con la sudoración excesiva en zonas localizadas.

Categorías

Salud

Hombres con Estilo

Administrador de Hombres con estilo, una web dedicada al hombre de hoy. Si eres hombre y te preocupa tu salud, te gusta la moda y te apetece vestirte... Ver perfil ›

Escribe un comentario