Cosmética masculina, ¿qué nos preocupa?

cosmetica-hombresHoy en día, nosotros nos preocupamos mucho más que nuestros padres acerca del cuidado personal. A continuación te enumeraremos aquellos ítems que más le preocupan con respecto a la cosmética. ¿Estarás de acuerdo? Comentanos…

  • Pelo en caída libre. Sin duda, el gran enemigo del sector masculino, especialmente a partir de la treintena. ¿El secreto para que las lociones anticaída funcionen? Usarlas de forma preventiva, constante y regular, y complementar los tratamientos con complementos nutricionales.
  • Flacidez. Ellos no son una excepción: la caída de la piel les precupa como al que más, especialmente con el paso de los años. La mejor receta: nada que no nos suene. Evitar la exposición prolongada al sol y usar cremas que estimulen la producción de colágeno, específicas para la piel masculina, más gruesa y resistente.
  • Afeitado perfecto. Uno de los imprescindibles de la cosmética masculina: reducir al máximo la agresión del afeitado. ¿Cómo? Usando ablandadores de la barba, rasurando siempre en la dirección de crecimiento del pelo (prohibido afeitar a contrapelo) y aplicando tras el afeitado bálsamos calmantes.
  • Una mirada sin arrugas ni bolsas. Nada como recurrir al contorno de ojos para suavizar las arruguitas que son las primeras en delatar la edad. El secreto es extenderla sólo allí donde ser forman las patas de gallo y no tirar de la piel, sino hacerlo a golpecitos.

  • Combatir los michelines. No vamos a decir que hace falta olvidarse de las tapitas del bar, porque eso es obvio. Pero sin duda la cosmética está para echar una mano en forma de productos reductores que cumplen una doble función: ayudan a la combustión de grasa y reafirman la piel, dejándola más lisa y suave.
  • Piel apagada y falta de tono. El problema de la piel grisácea es muy común a partir de los 30 años entre los hombres. Realizar una exfoliación una o dos veces por semana, así como usar cremas con activos renovadores, devuelve el frescor a la piel y elimina el aspecto de cansado.
  • Una sonrisa más blanca. El vino, el tabaco, el café… son enemigos naturales de los dientes. Además de usar pastas blanqueadoras y ser muy riguroso con la higiene dental, existen kits de blanqueamiento caseros que sirven para aclarar algunos tonos y dar más luminosidad a la sonrisa.

Escribe un comentario