Consejos y trucos para depilarse con cera

Depilarse con cera

Recorta un poco el vello para que no te suceda lo mismo que en ‘Virgen a los 40’

Ha llegado otra vez ese momento del año en que para muchos de vosotros depilarse con cera se convierte en algo imprescindible por numerosas razones.

Principalmente porque la depilación conlleva una agradable sensación de limpieza y suavidad. Sin embargo, si no se hacen las cosas bien, el resultado puede no ser el esperado y el dolor mayor del necesario. Por esta razón, en esta nota os ofrecemos una serie de consejos y trucos para depilarse con cera.

  • El día antes de la cera, elimina las células muertas de la piel utilizando una esponja exfoliante o un cepillo para el cuerpo.
  • No apliques productos sobre la piel antes de la cera, ya que esta es más efectiva con la piel limpia y seca. Si crees que, debido al esfuerzo o el calor, se producirá sudoración, aplica una ligera capa de talco antes de la cera.
  • Recorta el vello para que los tirones sean menos dolorosos, pero asegúrate de que conservan al menos 1 cm de longitud para que la cera tenga algo a lo que adherirse.
  • Después de la depilación es normal que la zona se ponga roja, razón por la que es recomendable depilarse por la noche para de esta forma dar a la piel tiempo para que se recupere antes de presentarnos ante los demás. Sin embargo, si por la razón que sea, tienes que practicártela por el día, puedes recurrir a un paño mojado con agua fría, el cual enfriará la piel, disminuyendo la hinchazón y la rojez.

Escribe un comentario