Consejos para un gimnasio muy concurrido

Llego la época en la que todos comienzan a vestir con menos ropa y a notar las imperfecciones del cuerpo, entonces salen corriendo al gimnasio y, por eso, los gimnasios se ponen muy concurridos.

Para que puedas entrenarte aunque el gimnasio esté lleno, hoy te daremos algunos consejos para que, además de entrenarse, puedas convivir y no tener discusiones o malos momentos:

Procura utilizar las maquinas solo el tiempo estipulado o el necesario para tu entrenamiento. La mayoría de los gimnasios tienen estipulado un tiempo limite de uso para utilizar los aparatos. Si tu respetas (y haces respetar) todos podremos usar todos los aparatos.

También lo que puedes hacer es ir a primera hora de la mañana, ni bien abre el gimnasio. No muchas personas se levantan temprano, y menos para ir al gimnasio.

Si usas mancuernas o algo extra a tu entrenamiento, luego de usarlas, ponlas en su lugar, así otras personas podrán usarlas. Si cuando usas las cintas o las bicis y dejas cosas en el porta botella, acuérdate de llevarlas luego de terminar la rutina.

Y ya en el vestuario -y aunque sea uno para cada sexo- no olvides que estas en un lugar con otras personas que no conoces. No te pasees desnudo por el vestuario o haciendo ardes de tu cuerpo. Sé respetuoso.

Fuente


Escribe un comentario