Consejos para mejorar la sexualidad con la hipnosis

Erotismo

Los problemas de sexualidad pueden ser de origen psíquico o físico. En todos los casos, conviene comprender de dónde procede el eventual bloqueo. Algunos especialistas aconsejan recurrir a la sexoterapia a través de la hipnosis, la sensación de deseo vuelve entonces después de algunas sesiones.

La hipnosis no está destinada a cambiar a una persona, sirve para modificar su conciencia. De hecho, una persona bajo hipnosis que parece dormida o pasiva está solamente en un estado modificado de conciencia. La finalidad es que el paciente tenga el control, en este caso para el deseo sexual o contra un bloqueo.

Para recuperar la forma sexual, el terapeuta intenta modificar la impronta genética, es decir los recuerdos almacenados en la memoria para sólo retener los momentos agradables. Se trata pues de expulsar las angustias, independientemente de sus orígenes.

El terapeuta procede a la comprobación del equilibrio de las diferentes partes del cuerpo. Después, hace que el paciente se imagine una fantasía o una situación erótica para despertar las zonas erógenas. Luego, lo más importante en los métodos, es conseguir llegar a la producción de reacciones fisiológicas con los métodos precedentemente citados.

El paciente consigue entonces tener una erección, una lubricación y una afluencia de sangre indispensable para el mantenimiento de la erección del pene. La participación de la pareja en las sesiones podría ayudar considerablemente al paciente a conseguirlo lo antes posible.


Escribe un comentario