Consejos para evitar fricciones con la familia política

La suegra

Ciertamente, bien es sabido que las relaciones de las suegras con sus nueras no siempre son buenas. No os inquietéis, puesto que disponemos de varias estrategias para permitir crear un buen entendimiento con ella en el seno de vuestra familia. La madre de vuestra pareja tendrá muchas oportunidades para ocupar un lugar importante en su vida. Por esta razón, es necesario poner todas las suertes de vuestro lado para llevaros bien con ella.

Primer encuentro

Es acontecimiento será una fuente de tensiones para vosotras, puesto que tendréis la impresión de pasar por una entrevista de trabajo. Os pasarán revista, seréis observadas, hasta diseccionadas. Pero no os preocupéis. Detrás de esos ojos escrutadores quizás se esconda una mujer amable y cómplice. Por supuesto, vuestra pareja no se dará cuenta de nada, por desgracia para vosotras…

La suegra reaccionará de tres maneras diferentes: para las que tengan más suerte, os adoptará inmediatamente, y será infinitamente feliz porque su hijo os haya elegido a vosotras, que sois una mujer muy especial. También os podrá hacer un millón de preguntas trampa, de las que os será difícil salir airosas… En este caso, no estéis a la defensiva, y responded a sus preguntas con toda tranquilidad.

De esta forma le daréis tranquilidad, puesto que no lo olvidéis, ella sólo pretende proteger a su hijo. También podrá mostrarse distante y desconfiada, y lanzará temas de conversación en los que no podréis entrar. Si tal es el caso, no dudéis en participar de la conversación y realizar alguna pregunta. Debéis mostrar que os interesáis por ella.

Lo que no se debe hacer

Evitad a toda costa las vacaciones. Puesto que es probable que una rivalidad se instale entre vosotras dos, y esto correría el riesgo de fastidiaros las vacaciones. En primer lugar, no olvidéis que los hombres suelen tener relaciones muy estrechas afectivamente con su madre. Por consiguiente, corréis el riesgo de perder en el juego si intentáis rivalizar con ella.

Si no conseguís evitar esta situación, es importante que os preparéis a no culpabilizar a nadie. No os olvidéis que esa mujer es la madre de vuestra pareja, lo que no es vuestro caso.


Escribe un comentario